Un crecimiento de poco más del 1% para el sector de la construcción en México es una "muy mala noticia", dijo el martes el subgobernador del Banco de México, Jonathan Heath, sugiriendo que debería haberse expandido más, a medida que la economía se recupera de una profunda recesión azuzada por la pandemia.

El valor de la producción de las empresas constructoras apenas creció un 1.2% en abril de 2021 con respecto al mismo mes del año pasado y se contrajo un 1.8% frente a marzo, según mostraron datos de la agencia nacional de estadísticas, Inegi.

"En principio, la mayoría de los indicadores deberían mostrar tasas anuales elevadas (de dos dígitos) a partir de abril ante los efectos aritméticos de la base de comparación", escribió Jonathan Heath en su cuenta de Twitter.

Los datos de la construcción contrastan con las cifras recientes que pintaron un cuadro de una recuperación económica que se aceleró después de que el Producto Interno Bruto (PIB) cayera un 8.5% el año pasado, su mayor retroceso desde la Gran Depresión de la década de 1930.

De hecho, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, pronosticó el viernes que para el tercer trimestre la economía alcanzaría niveles prepandémicos.

El PIB mexicano creció un 24.8% en mayo en comparación con el mismo mes del año pasado, mostraron el jueves cifras preliminares del Inegi.

rrg