Bastó una semana del regreso de los cacerolazos para que el gobierno de Cristina Fernández respondiera con un plan de acción, destinado a clases poco favorecidas. Fue una mezcla de todo: críticas por su política de proteccionismo, a las que se han sumado sus socios de América Latina; una alta inflación, que muchos incluso consideran maquillada, y la restricción a la compra de dólares, hicieron que la mandataria buscara una salida para limpiar su imagen.

Argentina oficializó este miércoles el plan de crédito para la construcción de 400,000 nuevas viviendas en los próximos cuatro años, al que podrán acceder familias sin un mínimo de ingresos y que perciban hasta 6,690 dólares.

El decreto 902/2012 que creó el Fondo Fiduciario Público denominado Programa Crédito Argentino (Pro.Cre.Ar) del Bicentenario para la Vivienda Única Familiar fue publicado en el Boletín Oficial.

Entre sus principales puntos indicó que en la Constitución se determina que el Estado otorgará los beneficios de la seguridad social, que tendrá carácter integral, y entre sus componentes se incluye el acceso a una vivienda digna .

El decreto asegura que se implementaron 13 programas de vivienda concretando a la fecha 900,700 soluciones habitacionales entre mayo del 2003 y diciembre del 2011. Ello constituye el mayor plan de viviendas de los últimos 30 años, logro sólo posible debido a la fuerte convicción política de que el acceso a la vivienda es uno de los pilares de la justicia social .

La oferta de crédito hipotecario en los principales bancos públicos y privados en Argentina es amplia, aunque sus condiciones resultan restrictivas para los potenciales demandantes de distintos niveles de ingresos. Se observa que las personas de menores ingresos cuentan con una baja posibilidad de tomar créditos bancarios para el acceso a la vivienda , se aseguró en el decreto.

Añadió que es relevante la creación de instrumentos financieros que impulsen la construcción para atender las necesidades de acceso a la vivienda y dinamizar sectores productivos claves para la generación de empleo .

La inversión del plan será de 4.45 millones de dólares y se financiará con fondos provenientes de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) y el Tesoro Nacional a 30 años de plazo.

Al Programa podrán acceder los beneficiarios de 18 a 65 años, con ingresos familiares de hasta 6,690 dólares, se podrán adquirir créditos de hasta 78,000 dólares con tasas de 2% a 14% anual y a pagar de 20 a 30 años para construir su única casa en un terreno de su propiedad. Si el interesado no tiene terreno, estarán disponibles 1,820 hectáreas de tierras fiscales que serán loteadas y distribuidas por sorteos de la Lotería Nacional.

CARACTERÍSTICAS DEL PROGRAMA:

  • Habrá 400,000 personas beneficiadas.
  • No hay un tope mínimo de ingresos.
  • 6,690 dólares es el tope de ingresos máximo con el que se puede acceder al programa.
  • Pueden acceder personas entre 18 y 65 años.
  • Los plazos serán entre 20 y 30 años.
  • Los montos otorgados serán de hasta 78,000 dólares.
  • La relación cuota-ingreso puede llegar a 40 por ciento.
  • Las tasas irán de 2 a 14 por ciento.
  • Se podrá acceder al programa con o sin terreno previo.
  • El Estado aportará 1,700 hectáreas de tierras fiscales.Beneficios.

De acuerdo con el decreto que firmó la Presidenta argentina, en su mandato se apuesta al impulso de la propiedad única .

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica