El crédito bancario al consumo registró un saldo de 419,600 millones de pesos al mes de abril del 2011, lo que significó un incremento de 11.1% comparado con el mismo mes del año anterior, informó el Banco de México (Banxico).

El repunte es el mayor crecimiento del rubro desde febrero del 2008, apoyado por la mejora en el financiamiento de bienes de consumo duradero y en tarjeta de crédito.

En particular, la cartera de tarjeta de crédito bancaria alcanzó 203,000 millones de pesos de saldo al cuarto mes de este año.

La cifra anterior significó un ligero retroceso de 0.2% contra abril del 2010, lo que confirma la tendencia positiva que tiene este segmento del negocio desde el último trimestre del 2009.

Por lo que toca a la cartera de bienes de consumo duradero, analistas del sector bancario esperaban que registrara una desaceleración en su crecimiento.

Lo anterior se debe principalmente al factor coyuntural del periodo de Semana Santa.

Sin embargo, la cartera sostuvo su crecimiento situándose en 10.5% anualizado en abril del 2011, con un saldo de 59,400 millones de pesos.

En tanto que un mes antes el avance fue de 9.4%, reportó Banxico.

Por su parte, el financiamiento a la vivienda sostuvo un crecimiento anualizado de 5.4% al mes de abril del 2011, siendo que en marzo de este año el incremento fue de 5.8%, comparado con el mismo mes del 2010.

Lo anterior se debió a que el crédito bancario para vivienda alcanzó un saldo de 57,000 millones de pesos en abril pasado.

Esto es 18.5% más que lo reportado en marzo del 2010; no obstante, un mes antes el incremento fue de 20.4% anualizado.

En el mismo sentido, la cartera de vivienda media y residencial de los bancos registró un incremento de 3.3% en el cuarto mes del 2011, sumando 314,700 millones de pesos, expuso el instituto central en su reporte.

Con respecto al crédito a las empresas de parte de los bancos, éste se incrementó 9.8% al mes de abril del 2011 contra el mismo del año pasado.

Fue afectado principalmente por la temporada de Semana Santa, donde las solicitudes de financiamiento disminuyen debido a la menor actividad productiva industrial, lo que lo situó con un saldo de 967,300 millones de pesos.

Dentro de los sectores que lograron tener más apoyo de la banca durante el mes de abril del 2011 fueron el sector minero, donde se incrementó su cartera de crédito en 77 por ciento.

Lo siguieron las actividades no sectorizadas con un aumento de 66% anualizado, así como construcción con 10.5% y servicios con 10%, reportó el Banco de México. El sector manufacturero aumentó su cartera de crédito bancaria 8% en abril del 2011, contra el mismo mes del 2010, reportando un saldo de 238,000 millones de pesos; sin embargo, la penetración bancaria es reducida como porcentaje del Producto Interno Bruto.

LA ACTIVIDAD ECONÓMICA REPUNTA

419,600 millones de pesos fue el saldo del crédito al consumo que otorgaron los bancos los primeros cuatro meses del año.

57,000 millones de pesos fue el saldo de la cartera hipotecaria del sector financiero en el país, reportó el Banco de México.

967,300 millones de pesos fueron los recursos que se canalizaron por parte de la banca a la actividad industrial.

238,000 millones de pesos son los que se canalizaron al sector manufacturero en los primeros cuatro meses del año.

[email protected]