La creación de empleo en el sector privado en Estados Unidos cayó fuertemente en julio, mientras la recuperación económica, que fue rápida en la primavera boreal por la vacunación contra el Covid-19, se desacelera y es amenazada por la variante Delta, mientras las dificultades de contratación persisten.

El sector privado creó 330,000 empleos en julio, según la encuesta mensual de la firma de servicios empresariales ADP publicadas este miércoles, mientras que los analistas esperaban 650,000.

La cifra de junio fue revisada a la baja, a 680,000, en lugar de 692,00.

La recuperación del mercado laboral refleja un progreso desigual, pero sigue avanzando. Las cifras de julio muestran una marcada desaceleración del ritmo de crecimiento del empleo en el segundo trimestre", dijo Nela Richardson, economista jefe de ADP.

El sector servicios, que había sido el más afectado por la crisis, creó casi la totalidad de los nuevos puestos de trabajo de este mes, con 318,000 empleos, más de la mitad de ellos en ocio y hoteles (139,000).

Por quinto mes consecutivo, el sector del ocio y la hostelería es el sector de más rápido crecimiento, aunque el progreso se ha ralentizado", dijo Richardson.

La economista también señala que muchos empleadores tienen dificultades para encontrar mano de obra, "en particular a la luz de las nuevas preocupaciones relacionadas con las variantes de Covid-19".

Sin embargo, se mantiene optimista de que "estas barreras deberían desaparecer en los próximos meses".

Los problemas del cuidado de los niños, el transporte, pero también los temores al contagio por Covid-19, siguen siendo de hecho un obstáculo para el regreso al trabajo de muchos desempleados.

La mitad de los estados del país han reducido o incluso eliminado los subsidios excepcionales por desempleo que se han otorgado durante la pandemia, sin esperar a que expiren el 6 de septiembre, con el argumento de que estas ayudas incitan a los desempleados a quedarse en casa en lugar de buscar un trabajo.

"En la actualidad, es difícil distinguir los efectos sobre la oferta laboral de las responsabilidades de cuidado [de los niños en particular] impuestas por la pandemia, de los temores de contraer el virus y de la extensión de las prestaciones por desempleo", consideró días atrás Lael Brainard, integrante del comité de política monetaria de la Reserva Federal.

La creación de empleo en el sector privado se ve como un primer indicio de la tasa de desempleo de julio, que se dará a conocer este viernes, y se espera que caiga 0.3 puntos hasta el 5.6 por ciento.

Entre los sectores público y privado juntos se podrían haber creado casi un millón de puestos de trabajo.