Las mejores expectativas sobre la economía mexicana para este año se mantendrán durante 2016, aunque de forma moderada, consideró el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Destaca que por primera vez desde marzo de 2014, especialistas del sector privado realizaron una corrección al alza en el pronóstico de crecimiento del PIB para 2015, según los resultados de la encuesta de expectativas del Banco de México (Banxico) correspondiente a noviembre.

Esta mejor expectativa recoge los positivos resultados que ha mostrado la evolución reciente de las principales variables económicas, señala en su publicación semanal Análisis económico ejecutivo .

NOTICIA: Inversión del 2016, la más baja en 70 años

Precisa que la percepción comenzó a cambiar después de que el INEGI dio a conocer que durante el tercer trimestre del año el PIB creció a una tasa anual de 2.6 por ciento, porcentaje que superó de manera importante la expectativa de los especialistas que anticipaban un avance de 2.2 por ciento.

Indica que el optimismo se vio reforzado con el hecho de que el mayor impulso del crecimiento provino de fuentes internas, ya que el dinamismo mostrado por las ventas al menudeo y los ingresos por la venta de servicios a lo largo del año fortalecen la percepción de que el consumo se consolida como el principal soporte del crecimiento.

Sin embargo, aclara, se perciben algunas señales negativas que han sido suficientes para considerar que este mejor desempeño de la actividad económica, en el mejor de los casos, se mantenga durante 2016.

NOTICIA: Presupuesto debe estimular inversión de IP: CEESP

Explica que esto se infiere del hecho de que el promedio del pronóstico de los especialistas del sector privado para el crecimiento del PIB en 2016 se haya corregido nuevamente a la baja, al pasar de 2.79 a 2.74%, cuando se esperaría que el mercado interno pudiera incidir de manera más contundente.

El CEESP subraya que aunque la evolución reciente de diversas variables macroeconómicas ha dado señales de una mejora en el ritmo de crecimiento para el presente año, los pronósticos para 2016 parecen anticipar un comportamiento inercial de la economía.

En su opinión, esto sólo sería suficiente para crecer a una tasa muy parecida a la que se pronostica para 2015, que está muy cercana al promedio de las últimas dos décadas, pero muy lejos de lo que requiere el país para mejorar el bienestar de los hogares.

Esto refleja que sigue siendo limitado el beneficio que se anticipaba de las reformas aprobadas, aun las que podrían tener un efecto en el corto plazo, mientras que los hogares del país requieren de una mayor generación de empleo para absorber a los casi 13 millones de mexicanos disponibles para trabajar.

NOTICIA: CEESP: dinamismo en el consumo ayuda al mercado interno

El organismo de análisis e investigación del sector privado sostuvo que las únicas políticas públicas que pueden lograrlo son aquellas que estimulen la inversión productiva.

Considerar que las reformas solucionen los problemas en el corto plazo, no resolverá la urgencia de mejores ingresos en los hogares, y eso es precisamente lo que reflejan las expectativas, tanto de las empresas como de los hogares , añade el organismo privado.

abr