finanzas públicas adecuadas, lo importante

México necesita anclas para la política macro: Banxico

Washington, DC. Independientemente de que en México se cree o no un Consejo Fiscal, lo que se debe mantener es una política macroeconómica adecuada y ordenada, expuso Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México (Banxico).

“Más que opinar sobre qué instrumentos adicionales se pueden establecer en la política fiscal, lo que es importante destacar es que la postura fiscal sea la adecuada y ordenada, y que contribuya a una adecuada postura macroeconómica”, afirmó a El Economista durante las Reuniones de Primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.

Refirió que, si bien el FMI ha sugerido en diversas ocasiones la creación de un Consejo Fiscal en México como el que ya se tiene en Perú y Chile para mejorar la estabilidad de mediano y largo plazo de sus finanzas públicas, el Banxico se mantendrá respetuoso de lo que considere la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“Somos respetuosos de lo que la SHCP exprese en cuanto a un instrumento adicional para la política fiscal (...) para el Banxico, más que un instrumento específico, lo más importante es que la postura de las finanzas públicas sea la adecuada”, destacó.

Díaz de León comentó que México, al igual que otras economías emergentes, ha enfrentado tres principales retos del entorno internacional que han puesto a prueba sus finanzas públicas; éstos son: la caída en los precios de las materias primas, la normalización de las tasas de interés y la revisión de los modelos de integración regional y global.

A su parecer, estos retos han implicado que en el país se tomaran decisiones de política macroeconómica responsable.

“Cuando se dice que hay que arreglar el techo cuando hay sol y antes de que llueva, en el caso de México hemos estado reforzando la política macroeconómica para poder enfrentar de mejor manera algunos de los choques que ya se han materializado”.

Uno de estos choques, ejemplificó, es la alta inflación que se percibió desde el 2017, pero la cual ya empezó su trayectoria a la baja y acorde con lo que se ha anticipado.

Mencionó que a lo largo de las Reuniones de Primavera del FMI, uno de los mensajes que más se difundió es que, si bien en el escenario central se espera un mayor crecimiento en el 2018 y el 2019, hay diversos riesgos e incertidumbre en el mediano plazo, por lo que incitan a que se refuercen las finanzas públicas de los países.

Bajo este escenario, consideró que la política macroeconómica que se ha adoptado en los últimos años ha sido adecuada. “En materia de política monetaria, se ha dado lugar a que la inflación retome una trayectoria a la baja y la política fiscal se ha encaminado a lograr un superávit primario, lo cual no es común en la región de Latinoamérica”.

Con respecto a si el incremento del costo financiero de la deuda pueda representar un obstáculo para mantener una política fiscal adecuada, el banquero central sostuvo que mientras exista un balance financiero con superávit primario, es una buena señal.

“Es adecuado tener cautela y tener esta prudencia, dado que puede haber un escenario adverso, pero la respuesta de finanzas públicas de superávit primario permite que este ajuste se dé con mayor orden ante un entorno de menor crecimiento mundial y mayores tasas de interés”.

Actualmente, hay estabilidad en el rubro

Daría mayor fortaleza a la situación fiscal del país: Werner

Washington, DC. El Fondo Monetario Internacional (FMI) mantiene la recomendación de que en México será bueno contar con un Consejo Fiscal que le permita mejorar la arquitectura de sus finanzas públicas, indicó Alejandro Werner, director del departamento del hemisferio occidental del organismo internacional.

“Seguirá siendo una recomendación del equipo y será un elemento que podría ayudar a darle mayor anclaje a la situación fiscal en México”, destacó al presentar la actualización de las Perspectivas Económicas para América Latina y el Caribe.

En las Reuniones de Primavera del FMI y del Banco Mundial, expuso que el equipo de economistas que evalúan la situación de México no ha observado factores que les hagan cambiar de opinión. Es decir, considera que en el país sería bueno que se contara con un organismo independiente que evalúe la estructura de las finanzas públicas.

Bajo este contexto, se le cuestionó al secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio González Anaya, si él consideraba que en México sería bueno contar con un Consejo Fiscal y respondió:

“México ha tenido muy buenas calificaciones sobre su disciplina fiscal. Tenemos que pensar que el órgano que califica, evalúa y modifica las propuestas del Ejecutivo por orden constitucional es el Congreso”, dijo en entrevista con medios.

Sentenció: “Hasta el 30 de noviembre, fecha en que termina mi mandato, el compromiso que tenemos es entregar finanzas públicas sanas (...) En el mediano plazo, ya veremos lo que se necesita”.

FMI VE RETOS EN FINANZAS PÚBLICAS

Werner, quien fuera subsecretario de Hacienda y Crédito Público (2006-2010), comentó que en este momento México cuenta con una situación fiscal estable, pero en el mediano plazo tendrá que aplicar cambios en su estructura fiscal.

Refirió que, ante el crecimiento demográfico, la tendencia que se estará viendo en el mundo será reducir el impuesto corporativo y la necesidad de inversiones que tendrá el país; representarán factores que puedan presionar para reconsiderar el sistema fiscal actual.

“Pensando en las proyecciones de los próximos cinco o 10 años, hay retos importantes en finanzas públicas que van a tener que ser atendidos, ya sea con cambios en impuestos o con eficiencias y ajustes en la parte de gasto”.

En diversas ocasiones, las autoridades hacendarias en México han referido que tienen que evaluar seriamente el impacto de la reforma fiscal de Estados Unidos.

“La tasa de impuesto corporativo promedio del mundo sigue bajando, lo cual podría afectar la capacidad recaudatoria en México y ante las necesidades de inversión, se tendrá que hacer esfuerzos en la parte de gasto e ingresos para incrementar eficiencias en los dos lados y para tener más espacio”, acotó.

Explicó que si bien la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria ha generado beneficios muy importantes, al compararla con otros marcos fiscales en el resto del mundo, se queda corta.

El próximo 11 de mayo, en la presentación del artículo cuarto que realiza el FMI sobre las perspectivas de Latinoamérica, se definirá si México necesita o no una nueva reforma, aclaró.