Los líderes del Congreso de Estados Unidos y la Casa Blanca acordaron el martes 21 de abril una ayuda adicional a la economía, castigada por la pandemia de coronavirus, de casi 500,000 millones de dólares, un plan que el presidente Donald Trump instó a aprobar rápidamente antes de comenzar las discusiones sobre otro más.

El acuerdo proporciona 321,000 millones de dólares para préstamos a pequeñas empresas, 60,000 millones de dólares para otro programa de créditos de emergencia -también para pequeñas empresas-, 75,000 millones de dólares para hospitales y 25,000 millones de dólares para pruebas de coronavirus, dijo un asesor legislativo republicano.

Se espera que el Senado vote el plan más tarde este martes y que la Cámara de Representantes lo haga después, probablemente el jueves.

"Agradezco este acuerdo bipartidista y espero que el Senado lo apruebe rápidamente", dijo el líder de la mayoría del Senado, McConnell en un comunicado.

La semana pasada, Trump pidió al Congreso que aprobara rápidamente el acuerdo, que refinanciaría un programa que se declaró sin fondos tras favorecer a más de 1.6 millones de empresas.

El programa pretende colaborar con una economía que naufraga, en medio de los esfuerzos por contener la pandemia de Covid-19 que ha provocado la muerte de al menos 43,000 estadounidenses y ha dejado a 22 millones sin trabajo.

El líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, había dicho un poco antes que el acuerdo estaba a punto de cerrarse, anticipando que el nuevo paquete sería aprobado.

A fines del mes pasado, en medio del cierre obligado de tiendas y restaurantes debido a la pandemia, el gobierno lanzó el programa para inyectar unos 350,000 millones de dólares para que las empresas mantuvieran el pago a sus empleados.

Los bancos se involucraron en las solicitudes y los fondos del programa se esfumaron rápidamente.

Los republicanos querían aprobar en exclusivo una inyección al programa de pequeñas empresas, pero los demócratas lucharon con éxito para sumar fondos hospitalarios y para realizar pruebas del Covid-19.

Sin embargo, el acuerdo deja de lado una demanda clave de los demócratas: fondos adicionales para los gobiernos estatales y locales que luchan contra la pandemia.

Trump dijo que quiere que esos fondos se incluyan en "la próxima iniciativa legislativa".

kg