A horas de que venza el plazo para que los miembros del Fondo Monetario Internacional (FMI) nominen a un candidato para suceder a Christine Lagarde como directora gerente, sólo hay una funcionaria postulada para la selección: Kristalina Georgieva, respaldada por la Unión Europea.

Georgieva es directora ejecutiva con licencia del Banco Mundial, originaria de Bulgaria, y ocupó un interinato del presidente del mismo organismo, Jim Yong Kim, entre enero y abril de este año. Éstas son características y experiencia determinantes que le darían una importante ventaja sobre cualquier otro candidato para liderar el FMI.

Pero aun llegando sin oposición al proceso de selección, falta que se cumpla un solo paso: que el Directorio del Fondo modifique la cláusula que limita la edad para el funcionario en el cargo, pues Georgieva cumplió 66 años el 13 de agosto, lo que la deja fuera del perfil estipulado.

Como se recordará, el pasado 25 de agosto el Directorio Ejecutivo del FMI recomendó a la Junta de Gobernadores votar para eliminar el límite de edad que se aplica actualmente al cargo de director gerente, incluido en el artículo IX del Convenio Constitutivo.

“Desde 1951, los estatutos del FMI han prohibido el nombramiento de un candidato de 65 años o más como director gerente, y también han prohibido que el (la) director(a) gerente desempeñe sus funciones una vez cumplidos los 70 años”.

En atención a ello, el pasado 21 de agosto solicitaron a la Junta de Gobernadores, que representa a los 189 países miembro, que vote sobre la propuesta para remover este candado, en un plazo que inició el 21 de agosto y vence hoy, 4 de septiembre.

Aunque todo indica que se eliminará el candado de la edad para formalizar su nominación, trascendió en la prensa especializada de Londres que el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, está empujando la candidatura de George Osborne para liderar al FMI.

Estados unidos, el fiel de la balanza

El Directorio Ejecutivo del FMI detalló desde el 15 de julio, tras conocerse la renuncia de Christine Lagarde como directora gerente, que el procedimiento de selección se llevará a cabo atendiendo los indicios de mayor respaldo por parte de los directores ejecutivos.

Se tomará en cuenta el sistema de votación ponderada del FMI, donde el voto de cada país es proporcional a la cuota que paga al organismo y donde Estados Unidos mantiene una mayoría, pues su afirmativa en cualquier decisión equivale a 16.50 % del voto total.

Atendiendo a su determinante papel en la selección del próximo director gerente, periódicos como The Guardian afirman que el primer ministro de Reino Unido ha hablado personalmente con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para recomendar a su candidato, pues su país por sí solo no tiene la fuerza para impulsarlo, ya que cuenta con un peso de voto de 4.03 por ciento.

Osborne fue también primer ministro de Reino Unido, entre el 2010 y el 2016, y tiene 48 años. Reino Unido se ha mantenido reticente a apoyar a Europa en la candidatura, pues desde julio impulsaban Mark Carney, actual gobernador del Banco de Inglaterra.

Desde su creación, hace 75 años, el fondo ha sido dirigido por funcionarios europeos, mientras que el Banco Mundial, por funcionarios de origen estadounidense, tradición que ha alimentado la suspicacia de que hay un pacto de honor entre estas naciones para dividirse el liderazgo de los citados organismos financieros internacionales.

[email protected]