Especialistas y académicos coincidieron en que la Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación (ILIF) y la Miscelánea Fiscal para el 2020 planteadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador, lejos de tener éxito para incrementar los niveles de recaudación, detendrán el crecimiento económico del país.

Durante el foro Reformas fiscales 2020, el presidente de la Academia Mexicana de Derecho Fiscal, Arturo Pueblita, señaló que con la propuesta del ejecutivo federal se está yendo en sentido contrario para establecer facilidades en la captación de inversiones.

“Lo que hemos estado haciendo en los últimos años en México es pretender recaudar a través de un endurecimiento y hemos pasado poco a poco de una dictadura fiscal a un nazismo fiscal, que es justamente lo que está presentando el presidente”, expuso.

Consideró que la propuesta del ejecutivo, que aún se discute en el Congreso de la Unión, se trata de una continuación de la reforma fiscal del 2014, que a su consideración detuvo el crecimiento económico del país y actualmente tiene consecuencias, y sostuvo que, en vez de fomentar el crecimiento del empleo formal, premió la informalidad y generó el rezago económico del país.

“Se está dando una serie de facultades que no son acordes a los lineamientos internacionales, que sólo buscan fortalecer y apuntalar medidas persecutorias y realmente no generan medidas de recaudación o una política fiscal de crecimiento”, manifestó.

Por su parte, el fiscalista Domingo Ruiz López indicó que, si bien se debe combatir la evasión fiscal, eso no justifica cualquier medida que desnaturalice las figuras jurídicas y medidas de política fiscal.

“¿Cómo es que vamos a poder convencer a inversionistas extranjeros de instalarse en el país, si por un lado andamos desincentivando la inversión a través de desactivar y desnaturalizar diseños fiscales que en el mundo han sido adecuados?”, cuestionó el también secretario de la Academia Mexicana de Derecho Fiscal.

Ejemplificó que cuando Donald Trump asumió la Presidencia de Estados Unidos, una de las primeras medidas que tomó fue realizar ajustes fiscales a la baja para generar un entorno de crecimiento económico y generación de empleos.

“Contrario a lo que hacen los países desarrollados, se pretende convertir a México no en un paraíso fiscal, sino en un infierno fiscal. Ésa no es la manera de aumentar la recaudación”, dijo.

Finalmente, Yubani Ramírez Amayo, coordinadora de la Comisión de Derecho Tributario del Ilustre y Nacional Colegio de Abogados, consideró que ciertos puntos del Paquete Económico para el próximo año generarán una brecha más marcada entre el contribuyente y la autoridad fiscal.

[email protected]