El aumento de las tasas de interés por parte del Banco de México, en reacción al movimiento que anunció la Reserva Federal, no sólo es importante para mantener la inversión en el país y reducir las presiones del tipo de cambio, sino también puede contribuir a reducir los elevados déficits externos.

Así lo consideró el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) en su Análisis Ejecutivo, en el cual advierte que tasas más elevadas pueden propiciar una disminución de la demanda por crédito para consumo, lo que contribuiría a reducir las importaciones y eventualmente equilibrar la balanza de pagos.

No hay duda de la importancia que tiene mantener la inversión financiera en nuestro país, pero también la tiene reducir las presiones sobre el tipo de cambio, dado el impacto negativo que éste puede tener sobre los precios de la economía , estima.

Agrega que si bien en la mayor parte del año el debilitamiento que tuvo la moneda mexicana no se reflejó de manera importante en la inflación, en los meses recientes parece haber presiones mayores.

Explica que la tasa de interés juega un papel importante, toda vez que contribuye para que la balanza de pagos esté lo más equilibrada posible, debido a que por una parte inhibe en buena medida la salida de la inversión financiera extranjera y por otra, contribuye a reducir la demanda por importaciones.

Por otro lado, indica que el aumento de las tasas de interés, si bien beneficia la cuenta financiera de la balanza de pagos, su incidencia negativa en el consumo puede llevar a un debilitamiento del ritmo de crecimiento de la actividad económica.