Una vez cancelada la pretensión de eliminar el Impuesto Especial a Tasa Única (IETU) y poder operar con un solo impuesto para el 2012, el sector privado cerró filas para trabajar en la simplificación fiscal y disminuir el exceso de cargas administrativas que se imponen al contribuyente. Cerrarnos en una discusión de eliminación del IETU, no nos arreglará el país y es binario , respondió Salomón Presburger, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), quien afirmó que se buscará hacer fácil el cálculo de los impuestos y simple el llenado de sus declaraciones y el pago de los impuestos, con objeto de ampliar la base de contribuyentes. El objetivo está orientado para que sean más los que paguen impuestos y de esta forma también se reduzcan las tasas de los mismos , abundó.

No obstante, el líder patronal, Gerardo Gutiérrez Candiani, mencionó que independientemente a lo que la Secretaría de Hacienda entregue al Congreso en esta semana sobre la definición del IETU, se aprovecharán las negociaciones del paquete económico para el 2012, con el fin de tratar de eliminar dicho impuesto. Explicó que quitar el IETU provoca hacer una reforma hacendaria integral y entre ellos está el tema del Impuesto Sobre la Renta (ISR), que implica hacerle cambios en el sentido de que si hay algunos tratamientos preferenciales, tienen que ser revisados y los elementos positivos que tenga el IETU poderlos incorporar al ISR y aspectos que son nocivos no se deben incluir.

La semana pasada hubo dos reuniones con Ernesto Cordero, secretario de Hacienda, para tratar de convencer sobre los problemas que implica tributar con dos impuestos (IETU e ISR), pero la respuesta fue negativa porque el gobierno federal defenderá el gravamen bajo el argumento de que habría un boquete fiscal en afectación de los trabajadores, indicaron asistentes a la reunión.

[email protected]