Monterrey, NL. Luis Flores Sánchez, director de Estrategia de Inversión de Santander Asset Management dijo que el Banco de México (Banxico) podría mantener sus tasas de interés en el nivel actual, porque en seis meses podría cambiar la situación del crecimiento económico, por factores internos como la situación de Petróleos Mexicanos (Pemex), y factores externos por el retraso de la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) entre otros factores.

Luis Flores dio una conferencia a los integrantes del Colegio de Economistas de Nuevo León, a quienes explicó que en las prioridades del banco central se estaría ponderando la combinación de estabilidad financiera, expectativas inflacionarias y crecimiento, pero en seis meses el tema de crecimiento podría importar más por ciertos factores que se comienzan a observar.

“Uno de los temas que se asoma, oye tenemos una situación compleja en Pemex, que de pronto puede presionar a las finanzas públicas; ya las agencias calificadoras nos dieron advertencias relevantes, y eso a su vez puede generar volatilidad de los mercados locales, que a su vez puede derivar en una depreciación de la moneda mexicana y puede generar expectativas inflacionarias”, indicó.

Abundó que el Banco de México puede decir que para qué bajar las tasas de interés, si de pronto en seis o doce meses se presenta  un escenario en donde haya una volatilidad marcada.

A esto se suma, un escenario donde se retrase la ratificación del T-MEC, debido a conflictos políticos internos en Estados Unidos y Canadá.

Otro tema es “qué pasa si en diciembre no se han levantado las  sanciones comerciales contra China, y seguimos viendo señales de desaceleración en Estados Unidos o a nivel global. Qué pasa si las señales de incertidumbre siguen prevaleciendo, para qué me precipito como banco central a recortar tasas”, afirmó.

Panorama petrolero

La situación de Pemex es complicada, dijo, con una deuda elevada, con una inversión productiva que ha ido a la baja.

La prioridad del gobierno federal ha sido de apoyar a Pemex y para ello se han dispuesto este año 5.5 mil millones de pesos y se esperan más apoyos.

“Es buena noticia, (se espera que) el lunes el presidente de la República en su conferencia matutina confirme más  apoyos, y  a mediados de junio presentarán un plan de negocios para Pemex más integral”.

No obstante, señaló que lo que paradójicamente es bueno para Pemex es un riesgo para las finanzas públicas, porque la agencia calificadora pregunta de dónde se va a financiar el apoyo a Pemex.

El dilema es cómo apoyar a la empresa petrolera, guardando la salud de las finanzas públicas, 2no es una solución sencilla y es por eso que el gobierno ha estado batallando en encontrar una fórmula que sea apetecible para ambas partes, es un tema que va a dar para mucho en el resto de la administración”, previó Luis Flores.