En un eventual escenario de desaceleración económica mundial originado por el deterioro de China debido a la emergencia sanitaria del coronavirus, el Banco de México (Banxico) es de los bancos centrales con más espacio para actuar a través de recortes en la tasa, consignó en entrevista el director de Equipos de Inversión, Deuda y Multiactivos de BlackRock, José Luis Ortega.

“Si este efecto se mantiene por más tiempo, el impacto económico mundial será mayor y otros bancos centrales tendrían que reaccionar bajando las tasas para estimular sus economías. Y viendo el contexto mundial de tasas, podemos esperar que sean los bancos centrales de economías emergentes, principalmente, los que aprovecharán el espacio que tienen para recortar. Particularmente el Banco de México, que tiene una de las tasas más altas entre los emergentes”, sostuvo.

Tras el recorte de tasas anunciado el jueves 13 de febrero, México quedó dentro de los réditos reales más atractivos del mundo emergente, de 3.76%, sólo detrás del que pagan el mercado de Argentina de 58.20%; el de Ucrania de 13.30%; el otorgado por Egipto de 8.45% y el de Turquía, cuyo premio es de 9.85 por ciento.

El estratega explica que es difícil que los grandes bancos centrales del mundo apliquen estímulos importantes ante el bajo crecimiento económico, resultado del coronavirus porque las tasas están cercanas a cero tasa en la Unión Europea (0), Japón (-0.10%) y Australia (0.75 por ciento).

EU y BoE, mayor margen, pero limitado

Ente los bancos centrales de economías avanzadas, sólo dos cuentan con un espacio limitado para bajar tasas y tratar de alimentar con ello una política contracíclica.

Se trata de la Reserva Federal (Fed) y el Banco de Inglaterra (BoE) que podrían bajar una vez que se revise completamente el impacto en la economía mundial de la situación de China, indicó el directivo de BlackRock. La tasa de Estados Unidos se encuentra entre 1.25 y 1.50%, mientras el margen que ofrece Reino Unido es de 0.75 por ciento.

“Pero al asumir lo comentado por el presidente de la Fed, Jerome Powell, ante el Congreso de Estados Unidos y conforme comunicados anteriores, creo que la Fed tratará de no mover las tasas el resto del año y sólo en casos excepcionales bajarían las tasas”.

La semana pasada, el presidente de la Fed, Jerome Powell, admitió ante legisladores de Estados Unidos que de presentarse un deterioro en la actividad económica de aquel país, a partir del riesgo de la desaceleración de China utilizarían las tasas de interés como una herramienta para luchar contra el impacto.

Pero mencionó que el margen de maniobra es reducido con un rédito que se encuentra en un rango de 1.5 a 1.75 por ciento. Antes, podrían utilizar otras herramientas como el Quantitative Easing o compra de deuda del gobierno.

Reacción global, pide FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que es pronto para tener un diagnóstico detallado y prospectivo sobre el impacto económico que tendrá el brote de coronavirus en China, la segunda economía del planeta y el mundo.

Sin embargo, la directora gerente, Kristalina Georgieva, consideró que una vez que haya más información, las autoridades fiscales y los bancos centrales pueden unirse para dar un estímulo conjunto.

Camino a los Emiratos Árabes, a un foro mundial de mujeres, la funcionaria confió en que se podrá coordinar y sincronizar una respuesta que tenga la fuerza para proteger a la economía global de un impacto más serio.

Además, estimó que las próximas dos semanas serán determinantes para tener un diagnóstico más certero sobre el impacto de la emergencia sanitaria en la economía china y su efecto económico al mundo.

El estratega consultado en BlackRock expresó que cuando ya haya un pico, cuando se estabilice el número de enfermos por el coronavirus en China, y que ya no se vean nuevos casos, se podrá decir que la emergencia ha pasado y será momento para evaluar el impacto en la actividad económica.

[email protected]