En momentos en que el Gobierno argentino apuesta a restablecer la obra pública para acelerar la reactivación económica, el Banco Mundial anunció que le prestará 347 millones de dólares a la Argentina que serán destinados para una obra de infraestructura de la línea Mitre del ferrocarril.

El banco internacional informó a través de un comunicado que esos fondos son para "el proyecto de modernización del transporte ferroviario de pasajeros en Buenos Aires que busca beneficiar a los usuarios de bajos ingresos, las mujeres y las personas con discapacidad que viven en el Área Metropolitana de Buenos Aires y que día a día hacen uso de los servicios de la Línea Mitre".

Semanas atrás, el presidente Alberto Fernández, se había reunido con el director del banco, David Malpass, quien adelantó que el organismo este año aprobará préstamos para infraestructura para el país por 2,000 millones de dólares.

Actualmente, la Argentina cuenta con una cartera de 26 préstamos del Banco Mundial por un monto total de 6,149 millones de dólares, de los cuales restan desembolsar 2,066 millones de dólares.

Específicamente, el proyecto financiará la ampliación y renovación de la playa ferroviaria de la estación de Retiro, la construcción de dos nuevas estaciones (Facultad de Derecho, que conectará con la estación de subte, y una estación elevada en Bancalari para vincular distintos ramales), reformas en 16 estaciones, mejoras en el sistema eléctrico y la renovación de las vías del ramal Tigre, entre otras obras. En total, el costo de la obra será de 383 millones de dólares, de los cuales el Banco Mundial aportará 347 millones.

Además, se mejorará la ventilación en los trenes y se aumentará el control de los niveles de ocupación de los vagones en tiempo real.