El Banco Central de Brasil subió el miércoles la tasa de interés de referencia en 150 puntos básicos, profundizando su lucha contra el deterioro de las perspectivas de inflación, después de que el Gobierno decidió flexibilizar el límite constitucional de gasto público.

El comité que fija la política monetaria del banco, conocido como Copom, decidió por unanimidad elevar la tasa referencial Selic al 7.75 por ciento.

La mayoría de los 36 economistas encuestados por Reuters habían previsto un tercer aumento consecutivo de un punto porcentual, pero la reciente preocupación por el tema fiscal de la semana pasada llevó a cinco a esperar un alza de 125 puntos básicos y a tres una de 150 puntos básicos. 

kg