El mercado espera que la reunión de banqueros centrales en Jackson Hole, Kansas, que inició ayer jueves 22, dé señales sobre futuras acciones en la tasa de fondos federales de Estados Unidos, concuerdan estrategas del bróker de divisas Oanda, la administradora de activos y banco de inversión Bulltick y la administradora de fondos BlackRock.

Particularmente relevante consideran la participación del presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, que acude a su segunda cita en esta tradicional conferencia, que desde 1982 reúne a los banqueros centrales clave para la economía mundial. El citado discurso está programado para las 10 de la mañana de hoy.

El estratega para América Latina del bróker global Oanda, Alfonso Esparza, explica que tanto el mercado como la Casa Blanca esperan que los recortes en la tasa continúen, por lo que cualquier señal contraria llevaría al dólar hacia arriba.

Este año, el Simposio de Políticas Económicas de Jackson Hole, que organiza la Fed de Kansas, está centrado en los retos que enfrenta la política monetaria.

De acuerdo con información entregada a los participantes del simposio, a 10 años de la crisis financiera mundial los responsables de la banca central global enfrentan una serie de retos en el cumplimiento de su mandato.

Ahí mismo, consignaron que las diferentes velocidades en las que se ha recuperado la economía de cada país han permitido que las autoridades monetarias impulsen la normalización de sus tasas de forma heterogénea y de acuerdo al diagnóstico local.

El tema no parece casual, si se toma en cuenta la presión consistente del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien vía twitter y en entrevistas pide al Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) que acelere la reducción de tasas, incluso a unas horas del arranque del encuentro.

El encuentro de Jackson Hole, es por demás esperado entre los participantes del mercado, pues ahí se han dado anuncios tan relevantes como el inicio del estímulo monetario histórico, el quantitative easing de Estados Unidos en el 2010; el inicio del retiro de estímulos del 2013 y la desarticulación de los programas de alivio monetario que anunció la expresidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen.

[email protected]