El ministro de Hacienda de Argentina, Nicolás Dujovne, renunció este sábado a su cargo y fue remplazado por Hernán Lacunza, luego de una semana negra para la economía, con desplome de la moneda y la Bolsa, en reacción al revés electoral del presidente liberal Mauricio Macri.

Dujovne, que ocupaba la cartera desde enero del 2017, declaró estar “convencido de que, en virtud de las circunstancias, la gestión (de gobierno) necesita una renovación significativa en el área económica”, según su carta de renuncia.

Nicolás Dujovne deja su cargo en medio de una profundización de la crisis económica que atraviesa Argentina tras las elecciones primarias del pasado domingo, que dieron un duro golpe a la aspiración de Macri de reelegirse en octubre.

La fórmula opositora del peronismo de centro-izquierda que lidera Alberto Fernández junto a la exmandataria Cristina Kirchner (2007-2015) obtuvo 47% de los votos en esos comicios destinados a confirmar las candidaturas. Macri sólo consiguió 32 por ciento.

“Mi renuncia es coherente con la pertenencia a un gobierno y espacio político que escucha a la gente, y que actúa en consecuencia”, dijo Dujovne, en un claro mensaje al electorado cuando todavía quedan más de dos meses para las presidenciales del 27 de octubre.

Tras esos resultados, que hicieron caer más de 30% a la Bolsa de Buenos Aires y 20% al peso, con temores en los mercados de que Argentina declare una cesación de pagos, Macri decretó un conjunto de beneficios salariales y rebajas impositivas, en un intento por aliviar a las clases medias que sufren las medidas de ajuste pactadas con el Fondo Monetario Internacional.

Salida del “guardián”

“Está claro que el remplazo obedece a que Dujovne era el guardián del plan de austeridad fiscal acordado con el FMI, plan que fue derrotado en las urnas el domingo pasado”, comentó a la AFP el economista Matías Carugati, de la consultoría Management & Fit.

“Esta semana ya hubo cambios a ese plan, con medidas de expansión del gasto público para amortiguar el impacto de la depreciación y tratar de revertir la situación económica y política”, añadió.

Lacunza se desempeñaba hasta ahora como ministro de Economía de la provincia de Buenos Aires, que gobierna la oficialista María Eugenia Vidal. También fue gerente del Banco Central entre el 2005 y el 2010, durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Su nombramiento fue anunciado por la presidencia en un escueto comunicado.

Éste es el primer cambio de gabinete desde el revés electoral de Macri.

Para el analista político Carlos Fara, la salida de Dujovne es “natural, porque quedó muy cuestionado su esquema económico”.

“Ahora el gobierno sale a jugar de otra forma. Quedan 10 semanas para la elección, por lo cual el equilibrio fiscal ya no le sirve. Es preferible pedir perdón al Fondo Monetario que tratar de cumplir con el FMI perdiendo la elección”, dijo Fara a la AFP.

Antes de Dujovne fue Alfonso Prat-Gay a quien el presidente pidió la renuncia como ministro de Hacienda y Finanzas en diciembre del 2016.