En la primera mitad de octubre, el alza en los precios de diferentes productos y servicios continuó, por lo que la inflación se ubicó una vez más por arriba del techo de 6.00%, de acuerdo con los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) avanzó 0.54% en comparación con la quincena previa, mientras que a tasa anual se ubicó en 6.12 por ciento.

Con el dato, la inflación se ubicó durante 15 quincenas consecutivas por arriba del rango objetivo del Banco de México de 3% +/-1 punto porcentual.

El mercado esperaba que la inflación se mantuviera en niveles altos dada las presiones que se han presentado en los últimos meses. De acuerdo con un sondeo de Reuters, se esperaba una inflación de 6.10% anual.

Ante los elevados niveles de inflación de los últimos meses, y las presiones que persisten, analistas prevén que Banxico vuelva a subir su tasa de interés en su próxima reunión de política monetaria.

“Los datos de inflación hacen evidente que persiste la tendencia al alza, impulsada por cambios en patrones de consumo tras la pandemia, mayores costos de producción y transporte, por los precios de los energéticos y los cuellos de botella” que se han formado en las cadenas de suministro, explicó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base.

Añadió que otros factores que han incidido en el aumento de la inflación son los incrementos en los precios de los granos así como los aumentos sostenidos en los precios de la gasolina y el gas LP.

“El último repunte de contagios  de Covid-19, a nivel mundial derivará en que tarden más en diluirse los estragos en las cadenas de proveeduría de ciertos bienes y servicios. Además, los bajos inventarios previo a un periodo de incrementos estacionales en la demanda por energéticos generaría presiones adicionales que serían pasados directa e indirectamente al consumidor”, dijo por su parte Alejandro Saldaña, subdirector de Análisis Económico de Ve por Más (Bx+).

Subyacente, en su mayor nivel desde el 2009

Al interior del informe del Inegi se observó que la inflación subyacente, que elimina de su cálculo los bienes y servicios con precios más volátiles y que es tomada en cuenta por Banxico para sus decisiones de política monetaria, se ubicó en 5.12 por ciento.

“La inflación subyacente se ubicó en una tasa quincenal de 0.33%, siendo su mayor nivel para una quincena igual desde 1999. La tasa anual se ubicó en 5.12%, su mayor nivel desde la primera quincena de junio del 2009”, destacó Gabriela Siller.

Las mercancías fueron los productos que más incrementaron al interior de la subyacente. En comparación anual, el precio de las mercancías aumentó 6.51%, explicado por un alza de 7.03% en los precios de los alimentos, bebidas y tabaco, así como de 5.93% en las mercancías no alimenticias.

En el caso de los servicios, su precio aumentó en 3.58% en comparación anual. Al interior, los servicios de vivienda subieron 2.35%, mientras que los de educación 2.09 por ciento.

No subyacente, por las nubes

Por otro lado, la inflación no subyacente presentó una tasa anual de 9.21%, mientras que en comparación con la quincena previa los precios incrementaron 1.18 por ciento.

En ella, los productos agropecuarios vieron un aumento de 9.10%, explicado principalmente por un alza de 12.30% de los pecuarios, mientras que las frutas y verduras se encarecieron en 5.50 por ciento.

Los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno presentaron un incremento anual en su precio de 9.30 por ciento. Tan sólo los energéticos vieron un aumento de 12.67% y las tarifas de sólo 1.87 por ciento.

Electricidad y Gas LP, con mayor incidencia

En comparación con la segunda quincena de septiembre, la electricidad y el gas doméstico LP fueron los productos con incrementos en sus precios con más impacto en la inflación general.

En el caso de la electricidad, ésta aumentó 18.40% respecto a la segunda quincena de septiembre. Sin embargo, esta alza es algo estacional debido a que se terminó el subsidio que se otorga a algunos estados en el verano.

El gas LP, por su parte, incrementó 4.42% quincenal, pese al control de precios que ha ejercido el gobierno. Precisamente, en el caso del Gas Bienestar, se reportaron aumentos de 50 centavos, en promedio, en el precio del kilogramo en el periodo de referencia.

Otros productos que incidieron en el incremento de la inflación fueron la cebolla, con un aumento de 9.72%; el transporte aéreo, con 11.38%, y el huevo, con 1.99 por ciento.

En contraste, el jitomate fue el producto con precio a la baja que más incidencia tuvo en la inflación en los primeros 15 días de octubre.

Más productos que presentaron disminución en sus precios fueron el pollo, con 1.42%; la naranja, con 10.07%; el aguacate, con 5.49%, y el limón, con 6.83 por ciento.

ana.martinez@eleconomista.mx