Luego de las negociaciones que se han dado para que Financiera Mexicana para el Desarrollo Rural (Finamigo) se fusione con Alta Servicios Financieros, la sociedad financiera popular (sofipo) de Alta Grupo, todo indica que esta transacción ya se completó, pues ambas instituciones anuncian su oficina central con la misma ubicación.

Desde hace algunos días, los promotores de Alta Servicios Financieros han informado a sus clientes que la nueva dirección de su corporativo se encuentra en calle Iglesia número 2, piso 13, edificio E, en la colonia Tizapán de San Ángel, delegación Álvaro Obregón en el Distrito Federal, es decir, la misma del corporativo de Finamigo.

Esta fusión se da en un contexto del incumplimiento que la controladora de Alta Servicios Financieros, Alta Grupo, ha tenido desde inicios de año con sus inversionistas.

La operación se encuentra dentro del plan de reestructura de Alta Grupo, con la finalidad de que esta organización pueda cumplir nuevamente sus obligaciones con sus acreedores, que ascienden a 4,269 millones de pesos.

Hasta hace unos días, Alta Grupo informó a sus clientes: En relación con el proceso de fusión de nuestra sofipo, Alta Servicios Financieros sigue su curso, manteniendo la normalidad operativa .

Alta Grupo es un conglomerado de empresas dirigido por Salvador Abascal y Luis López Panadero y maneja las tiendas de conveniencia Mambo, Automatización de Servicios Productivos (telefonía pública) y la sofipo Alta Servicios Financieros. En todas sus vertientes, ofrecía atractivos rendimientos a inversionistas que podrían llegar a ser hasta de 16% anual.

A principios de noviembre, Alta Grupo convocó a la mayoría de sus 2,800 inversionistas con los que ha incumplido, para explicarles su situación de insolvencia y se informó la estrategia que tomaría, ayudada por la compañía Zimma Corporate Finance.

En la propuesta que presentó Alta Grupo, los accionistas fundadores del grupo aportarían 80% de las acciones en su poder de cada una de las compañías vinculadas con sus clientes en un fideicomiso, excepto para las tiendas Mambo. Ahí las aportaciones accionarias serían de 100 por ciento.

Se formarían tres fideicomisos, cada uno como respaldo de las tres divisiones: telefonía, servicios financieros y tiendas de conveniencia. Cada fideicomiso emitiría un instrumento de nombre certificado de participación ordinaria, por lo que los clientes serían propietarios de lo depositado en éstos.

Las acciones contenidas en los certificados generarían un valor conforme se desarrollen los planes estratégicos para cada una de ellas (...) La propuesta incluiría un cuarto fideicomiso, en el que se depositarían acciones de compañías del grupo que fungirían como segundo respaldo , explicó Alta a sus inversionistas.

Finamigo tomaría más fuerza

De concretarse la fusión entre ambas sofipos, Finamigo sería la entidad que prevalecería, por lo que tomaría más fuerza dentro del sector de las financieras populares; Alta Grupo tendría 49% de participación accionaria en la nueva institución.

Prueba de ello es que Finamigo pasaría de ser la décimo novena entidad más grande del sector en cuanto a activos a ser la décima, ya que de los 204 millones de pesos en activos que contaba a agosto pasado, ahora tendría 435 millones de pesos, es decir, se le agregarían los 230 millones de pesos que tenía Alta Servicios Financieros.

Finamigo sería la quinta entidad, de las 44 en el sector, con mayor número de clientes, ahora atendería a 120,925 socios.