A pesar de que el peso mexicano es considerado como la moneda con el peor desempeño (rendimiento) durante el 2016 en el escenario actual de depreciación cambiaria, está preparado para tener un repunte al finalizar el año.

De acuerdo con una encuesta realizada por Bloomberg, en el último año y medio, la divisa mexicana se ha depreciado 30%; ello ha hecho a la economía mexicana más competitiva y, sobre todo, el beneficio se percibe en la industria manufacturera, por los bajos costos.

Dicho fenómeno debe ayudar a registrar un mayor crecimiento que, eventualmente, revierta las pérdidas, de acuerdo con Sireen Harajli, consultor del banco Mizuho, quien fue el mejor analista del peso, según un ranking.

A pesar de la debilidad, esperábamos ver una recuperación del peso. Pensamos que para el largo plazo está, sin duda, entre las monedas más fuertes de América Latina , matizó.

Confirmó que el peso, una de las monedas emergentes más comerciadas en el mundo, perdió en lo que va del año 7.0% de su valor, debido a la preocupación de que la economía china conducirá a un menor crecimiento global.

A la par, agregó que la caída en el precio internacional del petróleo oscurece las perspectivas de inversión en la industria energética de nuestro país; pese a ello, la economía mexicana presenta un mayor crecimiento dentro de los países de América Latina.

Muestra de esto es que el Producto Interno Bruto (PIB) nacional se expandió 2.5% durante el 2015, mientras que en su conjunto el PIB de Latinoamérica se contrajo 1.0 por ciento.

De acuerdo con los economistas encuestados por Bloomberg, el PIB de México durante el 2016 crecerá 2.8%, y para el siguiente año el pronóstico es de 3.1%, en línea con las estimaciones de los analistas mexicanos y de la propia Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

[email protected]