Especialistas del Sector Privado consultados por Banco de México elevaron su expectativa de crecimiento a 4.53% para el Producto Interno Bruto (PIB) en el 2021 e hilaron su quinta revisión mensual consecutiva al alza.

El nuevo pronóstico está lejos de 3.89% previsto en febrero; se convirtió en la tasa más alta de crecimiento económico esperada por los 37 especialistas consultados en al menos un año; se encuentra arriba de la expectativa que tenía el Fondo Monetario Internacional (FMI) en enero, de 4.3 por ciento; un pronóstico que probablemente revisarán al alza este martes, al divulgar su Panorama Económico Mundial,  y se encuentra debajo de la estimación oficial, de 5.3% presentada en los Precriterios Generales de Política Económica para el 2022.

No obstante, al amplio ajuste en las expectativas del mercado, para el año entrante prevén que la economía alcanzará una expansión de 2.68 por ciento.

En su encuesta mensual de expectativas, los resultados evidencian que los expertos consultados identifican como obstáculos al crecimiento la debilidad del mercado interno más la incertidumbre sobre la situación económica interna y la ausencia de un cambio estructural en México.

En la tercera encuesta de opinión del año, conducida por el banco central, subrayan que la plataforma de producción petrolera así como la falta de competencia del mercado, son también límites para el crecimiento.

Clima de negocios

Sobre la percepción del clima de negocios que ofrece México, subió a 11% la proporción de los analistas que considera éste como un buen momento para realizar inversiones, respecto a 9% que tenía este sentimiento el mes anterior.

Sigue siendo mayor la proporción que supone que es un mal momento para invertir, tal como se ha observado desde febrero del año pasado. De los consultados, 66% respondió que es un mal momento para invertir.

De los especialistas 77% dice que no es un buen momento para invertir; y solo 44% considera que el clima de negocios mejorará.

Inflación fuera de límites

Los especialistas consultados por Banxico estiman que la inflación registrará una variación de 4.17% al cierre del año, una expectativa que incorpora un alza respecto de 3.88% previsto el mes anterior.  Además, esta expectativa de inflación se convierte en la fluctuación más alta para la variación general de precios, prevista por los expertos encuestados desde enero del año pasado. Para el 2022 prevén que será de 3.62 por ciento.

ymorales@eleconomista.com.mx