Durante el segundo mes del 2020, previo a la llegada del coronavirus Covid-19 a México, la economía nacional ya presentaba un deterioro importante. 

En febrero el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) registró una contracción de 1.6% a tasa anual, un resultado no visto desde la crisis financiera del 2009, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El IGAE brinda un panorama general del comportamiento de las actividades económicas; las variaciones en los últimos meses del 2019 y los primeros del 2020 reflejan una pérdida de dinamismo importante en la economía. 

Durante meses previos se habían registrado una contracción importante de la actividad en la industria combinado con un bajo dinamismo del comercio y los servicios. 

Para febrero se presentaron caídas importantes tanto en estos sectores como en las actividades primarias. De hecho, la caída más pronunciada de actividad económica se presentó en el rubro de la agricultura, ganadería, caza, pesca y aprovechamiento forestal que se contrajo 8.3% en relación con el mismo mes del año pasado.

Por su parte, las actividades secundarias, que contemplan la industria manufacturera, la construcción, la producción y distribución de energía y la minería presentaron una caída de 3.5 por ciento.

El rubro más importante para la economía nacional, las actividades terciarias, incluye al comercio y los servicios. En este la contracción fue de 0.3% durante el segundo mes del año. 

Expectativas

La economía mexicana reflejaba una desaceleración importante previa a la contingencia sanitaria, que comenzó con la llegada del primer caso de Covid-19 a finales de febrero. El 30 de marzo se decretó el paro de actividades económicas y sociales no fundamentales por lo menos hasta el 30 de mayo, lo que implica un paro masivo de actividades. 

Los especialistas  coinciden en que el impacto económico en la economía mexicana será uno de los más fuertes de América Latina debido a su composición económica. Instituciones como la Cepal y el FMI coinciden en que los sectores más afectados por la emergencia sanitaria serán el comercio, el turismo y los servicios; en México estas actividades generan cerca del 65% del PIB de México

Las expectativas para la economía de México y globales han sido revisadas a la baja como consecuencia de la crisis económica global generada por la pandemia. Para México se espera una contracción de hasta 6.5% durante 2020.