La iniciativa para regular a las agencias calificadoras internacionales que actúen sin transparencia ni objetividad, propuesta por el senador y vocero de la bancada de Morena, Salomón Jara, no contó con el respaldo del Presidente Andrés Manuel López Obrador ni  de la presidencia del partido.

A la crítica se sumaron especialistas y analistas financieros, quienes durante toda la mañana aprovecharon diversas plataformas y mesas de análisis para criticar este documento que finalmente no vio la luz.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador fue el primero en desmarcarse y aclarar que su “gobierno está a favor de la transparencia”.

Mencionó que respeta y no limitará el trabajo de las agencias calificadoras internacionales como Moody’s, Fitch Ratings y Standard & Poor’s, las cuales en las últimas semanas han reducido sus expectativas de crecimiento para México y la perspectiva de la nota soberana a Negativa.

El primer mandatario reiteró estar completamente seguro de que la economía del país va bien, “y que vamos a darles (a las calificadoras) un ejemplo de cómo combatiendo la corrupción se puede tener una economía fuerte, sin déficit, sin deuda, sin inflación, sin devaluaciones”.

Consideró que el desafío es alto, pero siempre “vamos a ser respetuosos de la opinión de las calificadoras”.

Corrupción, variable que distorsiona la información

El presidente pidió a las calificadoras que en sus evaluaciones contemplen la corrupción en el gobierno como un indicador.

“Creo que sería recomendable, respetuosamente, fraternalmente, que en sus evaluaciones incluyan el nivel de corrupción de los gobiernos del mundo, porque esa es una variable que lo distorsiona todo.

“Ya lo he dicho. Puede ser el mejor modelo económico, bien definido, y si impera la corrupción en un país, al final de cuentas la economía no crece y se cae en crisis financieras.

“Ese es el caso de México, de cómo dominaba la corrupción y por eso nosotros estamos pagando los platos rotos, pero va a ser transitorio, temporal. Vamos muy bien”, aseveró.

Intolerancia en el planteamiento

Durante la mesa de debate del programa En los tiempos de la radio, conducido por Óscar Mario Beteta, legisladores se mostraron preocupados por un intento de censura por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador y correligionarios de su partido.

Gustavo Madero, senador del PAN, alertó sobre un intento de veto por parte del titular del Ejecutivo federal, además de que calificó a los legisladores de Morena de intolerantes y agregó que, en un principio, creyó que la iniciativa propuesta por su compañero de escaño, Salomón Jara, era una broma.

“Son incapaces de aceptar opiniones diferentes. Antes mandaban matar al mensajero cuando no gustaba el mensaje. Así suena esta propuesta”, criticó.

En tanto, el senador Salomón Jara aseguró que ésta no era una propuesta nueva, pues anteriormente había sido una iniciativa del PAN en el 2010. También argumentó ésta no era una propuesta en conjunto del grupo parlamentario de Morena, sino una a título personal.

El analista y economista Jorge Suárez Vélez reviró al senador de Morena y dijo estar de acuerdo con Gustavo Madero, además le realizó una súplica a Jara, pidiéndole que se asesore, ya que “no entiende lo más elemental y la labor de las calificadoras internacionales no tienen que ver con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores” y “se encuentran fuera de la jurisdicción de la misma”.

También acusó que “sólo demuestran un nivel de ignorancia extremadamente peligroso. Lo único que van a provocar es asustar los capitales y ya empezaron a asustarlos desde hace 100 días. México necesita acceso a los mercados internacionales”, afirmó.

El gobierno de AMLO necesita demostrar que tiene las facultades técnicas para insertarse en el mercado, insistió Suárez.

Autogol

México se encuentra en competencia de recursos con otros países, y en medida que no se permita que una calificadora haga bien su trabajo sin ser atacada o molestada constantemente, el país se estaría metiendo un autogol, comentó Suárez Vélez.

Por último, el analista financiero sentenció que Morena no sólo debe utilizar su mayoría para combatir la corrupción, sino también para realizar los cambios que México sí necesita.

Polevnsky la califica de “ocurrencia”

La presidenta nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, también salió al desmarque en Radio Fórmula, con  Ciro Gómez Leyva. Dejó claro que la iniciativa presentada en la víspera por el senador Salomón Jara no es de este instituto político e indicó que  hablaría con los senadores “para ver de dónde salió esa ocurrencia. Estoy francamente molesta”.

“Estamos en un país de libertades. No tiene lógica y no sé a quién se le ocurrió esto. No estoy de acuerdo”, dijo categórica.

“No entiendo la posición de Jara y hablaré con él. No es un tema que él conozca”, declaró.

Polevnsky dijo que se trabajará para que se logre la confianza y la transparencia. Reconoció que el gobierno logró que las calificadoras lo evaluaran muy bien, y primero hay que entender el entorno internacional, después cómo ese entorno impacta al nacional y por último hay que hacer un comparativo, pues en el primer año de un gobierno nuevo el crecimiento económico siempre es menor, es cíclico, concluyó. (Con información de Diego Aguilar)

Monreal pide retirar iniciativa; rechaza presión del Ejecutivo

Salomón Jara Cruz se echó para atrás. No presentó la iniciativa de reformas a la Ley del Mercado de Valores para regular a las calificadoras, como anunció a la prensa en la víspera.

Ricardo Monreal Ávila, coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Senadores, informó que desde la tarde del pasado miércoles, horas después de que su correligionario informó su decisión de proponer al día siguiente —ayer— revocar la autorización para operar de las calificadoras de valores que atenten deliberadamente contra la estabilidad financiera, pidió a su correligionario retirar la iniciativa porque atenta contra el trabajo de las calificadoras.

Reveló que comentó a Jara Cruz “que no era correcto que a las calificadoras nacionales o internacionales se les obstaculizara o se les generara un ambiente de persecución. La realidad va a dar a cada uno su lugar, pero que tú obstaculices o intentes por la vía jurídica o normativa restringir el trabajo de calificadoras, me parece incorrecto y que no va a pasar (la propuesta) porque la mayoría de senadores y senadoras de Morena no está de acuerdo”.

Y “no vale la pena”, desde el punto de vista legislativo, “ni de ningún tipo, y que (las calificadoras) hagan su trabajo; no hay problema”.

Monreal Ávila negó que la petición al vocero de la bancada morenista fuera por presiones del presidente de la República, y más bien obedeció a que simplemente la propuesta no cuenta con el respaldo del grupo parlamentario como tal.

“No es cierto eso. No he tenido ninguna conversación con nadie del Ejecutivo ni del Judicial; eso es totalmente falso”, respondió a las versiones que afirmaban que desde Palacio Nacional se frenó la presentación de la iniciativa.