Con los astros Kevin Durant y Stephen Curry a la cabeza, los Golden State Warriors aplastaron a los Cleveland Cavaliers de LeBron James 132-113 para ponerse al frente por 2-0 en la final de la NBA. Durant terminó con 33 puntos y 13 rebotes y Curry con un triple doble de 32 tantos, 10 capturas y 11 asistencias, para que los Warriors lograran su decimocuarta victoria consecutiva en estos playoffs.

Por su parte, LeBron terminó con un triple doble en causa perdida con 29 cartones, 11 balones recuperados en la lucha rebotera y 14 servicios para anotación.

La serie al mejor de siete encuentros se muda ahora para Cleveland, donde se efectuaran los Juegos 3 (miércoles) y 4 (viernes).

Faltando casi cuatro minutos para el final, los Cavaliers tiraron la toalla al sentar a LeBron, Kyrie Irving y Kevin Love cuando ya los Warriors tenían ventaja de 21 puntos (125-106).

El pequeño gigante de Curry se hizo enseguida notar con sus habilidades en la cancha y ya en el tercer cuarto estaba a punto de conseguir el triple doble con 27 puntos, nueve rebotes y nueve asistencias; los Warriors dominaban ampliamente 102-88. Por su parte, LeBron ya tenía la hazaña con 27 tantos, 10 capturas y 12 servicios para anotación, pero sus Cavaliers se veían impotentes.