Londres. El pequeño país caribeño Saint Kitts y Nevis anunció este domingo la expulsión de la delegación de la velocista Tameka Williams por dopaje.

"Durante una conversación con el equipo técnico, Williams reconoció haber utilizado una sustancia que el Comité Olímpico de Saint Kitts (SKNOC) considera como una infracción al código médico internacional", indicó el SKNOC en un comunicado publicado en el sitio de la Federación Nacional de Atletismo (SKNAA).

Tameka Williams, 22 ans, es especialista de 100 y de 200 metros.

Esta expulsión, ordenada por la federación de Saint Kitts y Nevis, llega cuando el Comité Olímpico Internacional (COI) anunció el domingo la suspensión a título provisional de la gimnasta uzbeka Luiza Galiulina, que dio positivo a la furosemida.

El sábado, el pesista albanés Hysen Pulaku había dejado los Juegos Olímpicos tras un control positivo al estanozolol (esteroide anabolizante).

El jueves, la víspera de la ceremonia de apertura, las puertas de Londres se cerraron a dos pesistas turcos, un discóbolo húngaro y un saltador de altura griego, actual campeón del mundo en sala.