Uruguay ve peligrar su clasificación a la segunda ronda del fútbol olímpico tras caer el domingo 2-0 ante Senegal, resultado que lo dejó obligado a definir su suerte nada menos que ante los dueños de casa, Gran Bretaña.

Moussa Konate anotó a los 10 y 37 minutos y Uruguay no supo reaccionar.

Luego de dominar en el primer tiempo, Senegal, integrada mayormente por jugadores que militan en ligas europeas, mostró oficio para manejar el partido y casi no pasó por situaciones de riesgo en el complemento.

La derrota deja a los uruguayos con tres puntos en el Grupo A, liderado ahora por Senegal con cuatro. Gran Bretaña, que jugaba más tarde con los Emiratos Arabes Unidos, suma uno y los Emiratos ninguno.

Los uruguayos, que ganaron las dos primeras ediciones del fútbol olímpico pero no participaban en este torneo desde hacía 84 años, se jugarán la clasificación el miércoles ante Gran Bretaña.

Ese mismo día Senegal se medirá con los Emiratos.