El Tottenham Hotspur estrenó su nuevo estadio, conocido como el nuevo White Hart Lane, para el cual realizó una inversión de 842.7 millones de dólares.

Al igual que el equipo situado en el norte de Londres, hay siete conjuntos europeos que tienen planes a futuro de remodelación o construcción de un nuevo complejo, con una derrama de 3,099 millones de dólares entre los siete proyectos.

Inglaterra

Chelsea y Liverpool son dos de los equipos que se han quedado atrás en cuanto a la infraestructura de sus estadios, en comparación con sus rivales directos, por lo que ambos tienen planes de renovación de sus actuales estadios.

En el caso de los Blues, invertirán 955.8 millones de dólares en el nuevo Stamford Bridge el cual pasara de tener capacidad de 41, 600 espectadores a 60,000.

El proyecto se retrasó a causa de que una familia aledaña al estadio detuvo la construcción, al exigir 20 millones de libras por las afectaciones que le estaba brindando. Meses después el mismo club dio a conocer que llegaron a un acuerdo, del cual no revelaron detalles.

Por parte de los Reds, estudiaron construir un nuevo estadio, pero al final decidieron tomar un proyecto para aumentar la capacidad de Anfield Road, que pasará de 54,000 a 60, 000 aficionados. Esto involucrará un gasto estimado de 141 millones de euros.

España

Tanto Real Madrid como Barcelona buscan una renovación total de sus complejos. El club blanco anunció que contará con uno de los mejores y más modernos estadios de Europa gracias a una inversión estimada de 590 millones de dólares, el cual mantendrá el mismo aforo, pero implicará tener una nueva cobertura retráctil, mejoras en los espacios actuales, como el museo del club, una pantalla de 360 grados al interior del estadio, además de nuevas zonas para comercio y gastronomía. La obra tiene una estimación de tiempo de cinco años.

Como era de esperarse, el Barcelona se mantendrá a la altura de uno de sus principales rivales con la remodelación del Camp Nou, para la que tiene destinado un presupuesto de 600 millones de dólares. Planea terminar el proyecto en el año 2023.

La construcción incluye un cambio total de las instalaciones de las fuerzas básicas del equipo, las cuales contarán con un estadio llamado Johan Cruyff para los partidos de categorías menores. Se harán mejoras y modernización en todos los ámbitos del Camp Nou y el cupo aumentará a 105,000 lugares.

Por otra parte, lejos de los súper proyectos del Real Madrid y Barcelona están la Real Sociedad y Celta de Vigo, equipos que han comenzado remodelaciones acordes a su capacidad financiera.

La Real Sociedad hizo una inversión de 52.8 millones de dólares. El Anoeta pasará de 29,000 a 38,800 fanáticos.

El Celta de Vigo se ha enfocado en rejuvenecer las gradas del Estadio de Balaídos y aumentar 6,700 lugares, lo que le costará 9 millones de dólares.

Italia

El ambicioso proyecto de los equipos de Milán aún está en disputa si será comenzar una construcción desde cero o remodelar el denominado San Siro o Giuseppe Meazza según el equipo que juegue como local.

Tanto el AC Milán como Inter de Milán han dado a conocer que tienen la intención de realizar la obra en conjunto, con un presupuesto de 674.7 millones de dólares, que entre ambos clubes pagarán. Esperan terminar para el 2023 o el 2024.

La intención de iniciar una construcción es ser dueños del complejo, ya que el actual estadio es propiedad del ayuntamiento de la ciudad.