Dallas Cowboys regresará a los playoffs de la NFL este domingo, luego de una ausencia de cuatro años, en busca de su primer Super Bowl desde 1995.

El equipo de América terminó la temporada regular con cuatro victorias consecutivas, incluyendo dos aplastantes en sus dos últimos juegos: el triunfo 42-7 sobre Potros de Indianápolis y contra Washington Redskins por 44-17.

Será este domingo cuando Cowboys reciba a los Leones de Detroit en el último partido del fin de semana de comodines.

La acción se iniciará en casa de Arizona Cardinals, que buscará avanzar al Super Bowl al enfrentar a los campeones del Sur de la NFC, Carolina Panthers, que se metió a los playoffs a pesar de un récord negativo de 7-8.

Otro partido del sábado cuenta con dos potencias de la Conferencia Norte que están en la postemporada a pesar de no haber tenido su mejor campaña: Baltimore Ravens y Pittsburgh Steelers, que albergarán el juego en casa.

En tanto, Cincinnati Bengals visita a Colts el domingo.

La mejor temporada ?de su carrera

El quarterback de Dallas, Tony Romo, ha disfrutado de la mejor temporada de su carrera con 34 touchdowns, sólo nueve intercepciones y 3,705 yardas por aire.

Su toma de decisiones ha sido excelente , dijo el entrenador en jefe de Cowboys, Jason Garrett, en entrevista con USA Today.

Creo que hemos hecho un buen trabajo con el entorno que le rodea. Obviamente somos significativamente mejores al frente, llevando mejor el balón que como había sido en mucho tiempo y nos hemos beneficiado de ello.

Pero no hay ninguna duda en mi mente de que él ha orquestado todo esto. Su liderazgo a la ofensiva ha sido sobresaliente , explicó el entrenador.

Los otros dos jugadores más destacados de Dallas este año han vuelto a tomar su forma. DeMarco Murray, quien rompió el récord de temporada de la franquicia -el de Emmitt Smith con 1,845 yardas-, y el receptor Dez Bryant, quien disfrutó de una marca de Cowboys de 16 touchdowns.

Por su parte, los Leones se enfrentaron a la posibilidad de estar sin el tackle defensivo Ndamukong Suh, suspendido un juego por pisar en el partido de ida al quarterback Aaron Rodgers, aunque la sanción fue revocada tras la apelación.

El mariscal de campo de Detroit Matthew Stafford cuenta con dos excelentes receptores: Golden Tate y Calvin Johnson.

Johnson tuvo 14 recepciones para 329 yardas, la segunda mejor actuación de un receptor en la historia de la NFL. La última vez que se enfrentaron ambas escuadras anteriormente fue en la temporada regular 2013, donde Leones ganó 31-30.

Tate ha estado bien esta temporada, logrando 1,331 yardas en 99 recepciones, por lo que la defensa de Cowboys deberá estar atento a estas dos amenazas ofensivas. (Con información de agencias)