No importa que ya sean el segundo equipo más ganador del futbol mexicano. Ni que siempre juegue bien y esté acostumbrado a jugar liguillas. Pese a todas sus virtudes, Toluca no ha conseguido buenas entradas en La Bombonera durante la temporada regular, instancia en las que apenas llena 62.5% de la capacidad de su estadio.

De acuerdo con datos obtenidos por El Economista, los Diablos promediaron una asistencia de 16,875 espectadores durante los ocho compromisos que tuvieron como locales en la fase regular del Bicentenario 2010. Es decir, que a su inmueble le sobraron más de 10,000 lugares de los 27,000 con los que cuenta.

Si bien en la Liguilla La Bombonera lució a 100% de su capacidad, no se puede dejar de mencionar que durante el torneo regular apenas alcanzó llenar 62.5% del total de los asientos.

Siendo más específicos, si los escarlatas hubieran llenado su estadio en los ocho compromisos que disputaron, la suma de fanáticos sería de 216,000, pero la realidad indica que sólo alcanzaron 135,000, contando con la fortuna de que en dos compromisos tuvieron llenos al recibir al América y Cruz Azul.

Estas cifras se vuelven mucho más alarmantes al compararlas con las registradas por clubes como Tigres o Monterrey, que con siete campeonatos menos, abarrotaron sus estadios cada ocasión que sus clubes fungieron como locales y dejaron a fans fuera de sus inmuebles.