El mediocampista suizo Gokhan Inler consideró que la 'Nati' es capaz de

vencer a Honduras por una diferencia de dos goles y así clasificar a los

octavos de final del Mundial de futbol de Sudáfrica, para lo que

"tiene cuatro días para cambiar la cara ante una pregunta sobre la

capacidad de Suiza para pasar de un esquema defensivo a otro más

agresivo.

"Honduras juega un buen futbol, pero tendremos que asumir el rol de equipo

favorito, que debe provocar y controlar las acciones. Nos quedan cuatro

días para reflexionar sobre el sistema a utilizar", continuó.

Suiza, que sorpresivamente derrotó a España (1-0) en su primer partido del

Grupo H, en el que apostó al contragolpe, cayó ayer ante Chile por el

mismo marcador, y ahora debería derrotar por 2-0 al menos a Honduras para

asegurarse alcanzar los octavos de final, si los ibéricos vencen a los

sudamericanos.

El defensa Steve von Bergen, por su parte, señaló también que "habrá que

anotar, pero tampoco debemos olvidar la estabilidad defensiva" del equipo.

"No tenemos un equipo como para controlar (la posesión del balón, sobre

todo) el juego durante los 90 minutos. No podemos cambiar de estilo de

juego con un simple chasquido de dos dedos. Pero está claro que tendremos

que asumir más riesgos", explicó Von Bergen.