Las cifras de contagios de covid en Tokio van en ascenso a una semana antes de los Juegos Olímpicos, el peor panorama en seis meses (1,308 nuevas infecciones el jueves 15 de julio). La emergencia tiene un estimado de duración hasta el 22 de agosto, periodo que cubrirá los Juegos de Tokio, para ello, el gobierno tiene como objetivo frenar el movimiento de personas durante el evento deportivo mundial.

A pesar de que las restricciones de covid mantienen a los espectadores alejados de los eventos, todavía habrá una serie de participantes robóticos para ayudar a ejecutar los Juegos de Tokio y auxiliar el trabajo de los humanos, a la vez que Japón tendrá una oportunidad de mostrar su tecnología robótica de clase mundial.

El fabricante de automóviles japonés, Toyota, ha desarrollado varios robots que se utilizarán en los Juegos, pero que están diseñados para demostrar sus usos cotidianos más amplios. El robot humanoide de tamaño real, T-HR3, refleja los movimientos de los "manipuladores" humanos que lo controlan.

”Los Juegos de Tokio 2020 son una oportunidad única para que podamos mostrar la tecnología robótica japonesa", dijo Hirohisa Hirukawa, gerente de proyectos de robots de Tokio 2020.

“Este proyecto no solo exhibe robots, sino de muestra su uso práctico en la vida real; ayuda a las personas. Entonces, en los Juegos de Tokio 2020, no solo habrá deportes, sino también robots geniales en el trabajo", agregó.

Dos robots que pueden interactuar con los humanos actuarán como mascotas oficiales de los juegos y como asistentes para los atletas. Miraitowa, del tamaño de una muñeca, azul y Someity, rosa, son robots de grandes ojos que saludan a los atletas en las sedes. Están controlados de forma remota por un operador humano, pero tienen cámaras integradas que reconocen rostros y expresiones faciales e interactúan con apretones de manos y guiños.

“Mirando hacia el futuro, vemos una gran necesidad de robots que puedan realizar tareas delicadas en una interacción segura con los humanos”, dice Tomohisa Moridaira, quien dirige el grupo de investigación y desarrollo.

Quizás lo más importante de estos Juegos Olímpicos es el T-TR1, un robot de telepresencia que permite a las personas participar virtualmente en eventos e interactuar con los atletas. Es una pantalla alta y vertical que muestra una imagen en vivo del visor remoto y tiene una cámara montada en la parte superior que hace que las personas se sientan como si realmente estuvieran allí.

Un robot que puede estar infrautilizado durante los juegos es el Delivery Support Robot, que fue desarrollado para entregar alimentos y bebidas a los espectadores en 500 asientos accesibles para sillas de ruedas. Su socio, el Human Support Robot controlado por la aplicación, también fue diseñado para guiar a los huéspedes que necesitan asistencia de movilidad a sus asientos.

deportes@eleconomista.mx