Suiza dio el miércoles la primera gran sorpresa del Mundial al vencer 1-0 a la súper favorita España en el debut de ambos en el torneo.

Gelson Fernandes aprovechó un balón suelto en el área, después que el arquero Iker Casillas barrió a Erin Derdiyok, para marcar a los 52 minutos y dejar a Suiza empatada con Chile en el liderato del Grupo H.

España y Honduras, que perdió 1-0 ante los chilenos, comparten el sótano.

La selección española llegó al encuentro como uno de los principales candidatos al título y nadie esperaba que tropezara contra un oponente que perdió ante Luxemburgo en las eliminatorias europeas y ni siquiera contaba con su goleador Alexander Frei.

España sufrió apenas su segundo revés en 27 partidos desde que Vicente del Bosque tomó las riendas de la selección después del título de la Eurocopa 2008. Además, la ` Roja se despidió de una racha de 12 triunfos al hilo.

Aunque exhibió su característico dominio del balón y control absoluto del mediocampo, a España le faltó la estocada final en una formación que arrancó con cinco volantes y David Villa como único delantero.

España se volcó al ataque después del gol de Fernandes y los postes, la mala puntería o el arquero suizo Diego Benaglio impidieron que anotara.

Los españoles tuvieron al menos media docena de ocasiones de gol en la última media hora, incluyendo un potente remate de Xabi Alonso a los 70 que remeció el travesaño.

Un remate de Jesús Navas a los 79 le guiñó el ojo a un poste, mientras que Fernando Torres, que entró a la cancha en el segundo tiempo, pateó desviado en un par de ocasiones.

Derdiyok estuvo a punto de aumentar la ventaja suiza a los 74, pero su remate a tres dedos luego de dejar desparramados a dos defensores españoles se estrelló con un poste.