La hemeroteca del olimpismo recodará al dominicano Luguelín Santos como el hombre que ganó la primera carrera en la que participaba un atleta con las dos piernas amputadas: Oscar Pistorius.

Santos se impuso en la primera serie de los 400 metros planos con un tiempo de 45.04 segundos. El sudafricano Pistorius lo acompañó a la siguiente ronda como segundo clasificado tras cronometrar 45.44.

"Ha sido algo excelente", admitió Santos. "Admiro mucho a Pistorius, su fuerza al correr sin extremidades".

En un estadio olímpico aborratado hasta la bandera, Pistorius, que corre con prótesis de fibra de carbono, demostró que vino a Londres a pelear con los mejores.

Y Santos se mostró feliz de haber escrito parte de esa pequeña gran historia que protagoniza el sudafricano.

"Me alegró mucho que quedó segundo. Es muy importante para el deporte", añadió.

Santos, de 19 años, dijo estar satisfecho con su debut en los Juegos y en la prueba. Y espera dar más de sí mismo para avanzar a las rondas finales.

El joven dominicano tiene una mejor marca personal de esta misma temporada en 44.45 segundos.

"La carrera hay ido excelente, como estaba previsto", comentó. "Espero mejorar todavía más la marca y pasar más rondas".