La Serie del Caribe del 2019 será inédita en más de un sentido. No sólo porque se jugará en Panamá, una sede elegida emergentemente tras la decisión de la Confederación de Béisbol del Caribe de quitársela a Venezuela por su crisis político-social. Además, cinco de sus seis representantes serán debutantes o hace décadas que no jugaban el torneo.

Charros de Jalisco de México y los Leñadores de las Tunas de Cuba son dos de las novenas que harán su debut en el certamen. Ambos equipos se coronaron campeones, por primera vez, de sus respectivas Ligas, en días pasados y por consecuencia se ganaron su boleto a la Serie del Caribe de Ciudad de Panamá.

Charros apenas fue refundado hace cinco años, mientras que los Leñadores apenas debutaron esta temporada en la Serie Nacional de Béisbol cubana y lograron levantar el título.

Panamá, por su parte, fue incluida como invitada para la presente edición del torneo, después de más de 58 años de no asistir. Por lo anterior, los Toros de Herrera, su representante, jugará el certamen. Nunca lo había hecho en su historia.

El torneo también marcará la reaparición de las Estrellas Orientales y los Cardenales de Lara, luego de que ambos equipos acumularan décadas de no jugar la Serie.

La novena dominicana tenía 51 años de no coronarse en la Liga dominicana y 65 de no jugar el torneo caribeño. Pese a que se coronaron en dominicana en el invierno del 68, no pudieron jugar la Serie porque ésta se detuvo entre 1961 y 1969, debido a la prohibición que hizo Fidel Castro a los equipos cubanos de jugar el certamen y que desestabilizó e imposibilitó la organización el torneo en ese lapso.

Los Cardenales no tenían una racha tan larga de no jugar el certamen si se compara con los dominicanos, pero estaba cerca de superar los 20 años. En la 2000-01 fue su última aparición, en la que terminaron en tercer lugar. Ahora volverán a la Serie, luego de coronarse campeones en Venezuela.

Cangrejeros, la excepción puertorriqueña

Los Cangrejeros de Santurce son el único equipo en la Serie del Caribe del 2019 que ha ganado el certamen. Registran cinco títulos y está empatado —con las Águilas Cibaeñas dominicanas y sus compatriotas los Criollos del Caguas— como la segunda organización más ganadora en la historia de la Serie del Caribe. Tienen cinco diplomas y sólo son superados por los Tigres del Licey dominicanos, que son los máximos ganadores del torneo con 10 gallardetes.