Una pelea de 200 millones de dólares. Ése es el valor del negocio por el combate entre Manny Pacquiao y Floyd Mayweather Jr. Depende completamente de Floyd que el filipino tenga un compromiso más importante el 2 de mayo.

El promotor Bob Arum informó que Pacquiao aceptó todas las condiciones para la que sería la pelea de mayor bolsa en la historia del boxeo, un combate con Mayweather que los aficionados han exigido los últimos cinco años.

La duda ahora es si Mayweather, que por mucho tiempo se ha mostrado renuente, firmará un contrato que garantiza un increíble pago de 120 millones de dólares para el boxeador.

Yo dudo igual que ustedes , dijo Arum a la AP. No quiero ser hostil y decir que él no está dispuesto y no va a firmar. La idea es que está comprometido con esto , aseguró.

Arum dijo que las negociaciones con los representantes de Mayweather han generado acuerdos en todo, desde la fecha y lugar de la pelea (MGM Grand de Las Vegas) hasta la repartición de la bolsa (que se reporta 60-40 a favor del estadounidense) y el tipo de guantes que usarán.

Pero Mayweather aún tiene que acceder personalmente al combate, y existe la posibilidad de que Arum haya revelado públicamente que Pacquiao aceptó las condiciones de la pelea, en un intento por aumentar la presión para que el invicto firme.

Estamos esperando que Mayweather firme un documento que diga s풒’, declaró Arum.

Lo que Mayweather piensa sigue siendo incierto. Si bien declaró a Showtime el mes pasado que quería ese combate, rara vez atiende a los medios entre peleas, y su manager Al Haymon casi nunca habla en público.

Arum expuso que las negociaciones se han llevado a cabo en los niveles más elevados, y Pacquiao aceptó todas las exigencias del equipo de Mayweather. No pronunciamos en contra de ciertos asuntos, pero esencialmente accedimos a la mayoría , insistió.

El promotor indicó que planea reunirse con Pacquiao en Los Ángeles, para obtener formalmente la firma del filipino en los términos del combate.

Arum indicó que la pelea se realizaría en el MGM, donde Mayweather ha peleado exclusivamente por años. La arena de 15,000 localidades generaría un ingreso de taquilla de 40 millones de dólares. Añadió que con las ganancias en transmisión de pago por evento, la contienda podría generar 200 millones de dólares.

Con una división 60-40, eso representaría un pago potencial de 120 millones de dólares para Mayweather y su equipo, y 80 millones de dólares para Pacquiao y su promotor. Ambas cifras impondrían un record en ingresos para ambos pugilistas.

Mayweather se ha resistido a un enfrentamiento con Pacquiao durante cinco años; primero asegurando que Pacquiao no aceptaría someterse a una prueba antidopaje, y posteriormente diciendo que no valía la pena enfrentarlo en el ring.