Hace ocho años que PSV no es campeón de la Liga de Holanda. En los últimos torneos el único dueño del torneo local es Ajax, el rival histórico de Granjeros. Incluso, equipos como Twente y AZ Alkmaar han ganado el título, pero los de Eindhoven no.

Al finalizar la primera vuelta de la Eredivisie 2014-2015, PSV es el líder del certamen. Su más cercano perseguidor es precisamente Ajax, con cuatro puntos menos que el monarca de invierno, noticia que alimenta de esperanza a los aficionados rojiblancos, de por fin terminar con el ayuno de títulos; pero ser líder en diciembre no otorga premio alguno y en un torneo como el holandés no es garantía de culminar la temporada con el trofeo de campeón en las manos.

La Primera División de Holanda es el torneo europeo donde se registra la menor proporción de equipos ganadores en la primera vuelta, y que terminan levantando el título al final del ciclo. En los últimos seis años, en la Eredivisie, sólo dos clubes ganaron el simbólico título de campeón de invierno y terminaron en lo más alto de la clasificación al final de la temporada.

La tendencia que se produce en los Países Bajos contrasta con los resultados del resto de las nueve ligas europeas analizadas por El Economista. En los últimos seis años, 68% de los equipos que llegan líderes, en sus respectivos torneos en diciembre, logra mantener la posición y ganar el título de liga. Ganar en invierno casi es sinónimo de levantar la copa al final de la temporada.

En Italia y Grecia, durante el periodo analizado, los clubes campeones mantienen su liderazgo desde el invierno o incluso antes. En España y Rusia sólo la campaña pasada el líder de invierno no logró levantar el campeonato en verano.

Además de Holanda, Turquía, Alemania y Francia tienen torneos donde culminar la primera vuelta de la Liga en la cima no garantiza el festejar un título, ya que en tres de seis años los campeones de invierno perdieron su posición al concluir la segunda vuelta.

Bayern, el campeón más dominante

Actualmente, Bayern Múnich, conjunto dirigido por Pep Guardiola, es el club europeo con el índice de productividad más alto entre los torneos estudiados. El bicampeón alemán ostenta 88.2% de efectividad durante la primera vuelta de la Bundesliga; le siguen Benfica en Portugal (88%) y Real Madrid con registro de 96.6% de productividad, de la mano de Carlo Ancelotti.

Los merengues son el club más goleador y que tiene mejor diferencia de goles (+42), producto de 55 tantos en favor y 13 en contra; aunque la mejor defensa es la de Bayern, que sólo recibió cuatro anotaciones en 17 jornadas.

Por el contrario, Olympique de Marsella es el monarca de invierno más endeble, ya que suma 41 de 57 puntos posibles y mantiene ventaja de dos unidades sobre el segundo clasificado, París Saint-Germain.

[email protected]