El seleccionador alemán Joachim Low, admitió este viernes que la participación de Bastian Schweinsteiger en los octavos de final del Mundial de futbol de Sudáfrica, el domingo contra Inglaterra en Bloemfontein, era "más que dudosa" por problemas musculares.

"Sobre Bastian, todavía hay un enorme punto de interrogación. Su participación es más que dudosa", indicó Low en una conferencia de prensa, aludiendo al jugador, que tiene dolores en los músculos de los glúteos.

"Todavía no está asumido que pueda estar al 100%, al igual que Jérome Boateng. No deberían entrenar esta tarde (viernes) y hay que ver la evolución de la situación días tras día", continuó el entrenador germano.

Con problemas físicos desde el partido del miércoles, en la victoria germana ante Ghana (1-0), Schweinsteiger (con 77 partidos internacionales) tuvo que ser sustituido en el minuto 81 y sigue sin poder participar en los entrenamientos.

"Tomaremos una decisión en el último momento, pero si está a 90%, esto no será suficiente contra Inglaterra", previno Low.

Si Schweinsteiger, a quien Low describe como "el corazón del equipo" desde la baja de Michael Ballack, estuviera indisponible, Low podría recurrir a Toni Kroos, jugador del Bayern Múnnich, cedido durante una temporada y media en el Bayern Leverkusen.

"Toni tiene mucha confianza en sí mismo, como mostró en su entrada en el partido contra Ghana. La cuestión no se plantea", apreció Low. Con 20 años, Kroos disputó cinco partidos bajo la selección de Alemania.