La brasileña Sarah Menezes conquistó el sábado la medalla de oro en el judo de los Juegos Olímpicos de Londres, dentro de la categoría de menos de 48 kilogramos.

Menezes libró buena parte de su combate con las manos arriba, como si fuera una boxeadora, en un forcejeo constante de las dos judokas con la intención de sujetarse y someterse. La táctica no tuvo éxito sino hasta el último minuto de la contienda.

Después de que no pudo desequilibrar a Dumitru con los pies, Menezes consiguió finalmente derribarla para apuntarse el triunfo. La brasileña, segunda preclasificada en Londres 2012, quedó 19na en los Juegos Olímpicos de Beijing.