Madrid.-El defensa del Barcelona, Gerard Piqué, que señaló que su expulsión contra el Sporting de Gijón había sido premeditada, fue castigado con un partido de sanción y requerido por el comité de competición para que dé su explicación de lo ocurrido.

"El comité de competición ha instado a (Gerard) Piqué a que alegue lo que ocurrió durante el partido Baróa-Sporting de Gijón, en un plazo de cinco dias", señaló la Federación de Futbol de España (RFEF) a la AFP.

El organismo no tomará una decisión sobre la apertura de expediente al jugador hasta que Piqué dé su versión de lo sucedido.

Después de su expulsión en el minuto 47 en la victoria del Barcelona sobre el Sporting (3-1) el pasado sábado, Piqué señaló que la decisión del árbitro había sido "premeditada", comentario que le valió una denuncia por parte del comité de árbitros ante el comité de competición.

"En el descanso, le dije al árbitro que había habido un penalti sobre (Seydou) Keita, tengo la sensación de que hubo premeditación", señaló el futbolista después del partido.

El internacional español, que también fue multado con 600 euros, se perderá el próximo partido de Liga contra el Racing de Santander.

BVC