La gerencia de la Liga MX y la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol impusieron la sanción más ligera a Veracruz y Tigres, luego de los hechos sucedidos en el partido de ambos equipos en la jornada 7 del Clausura 2017.

El estadio Luis Pirata Fuente fue castigado con un partido de veto y se aplicará cuando a los Tiburones Rojos les corresponda jugar como local. Además, deberán pagar una multa de 730,743 pesos, lo que representa menos de 10% de los ingresos de taquilla de Veracruz en un partido de local del presente torneo.

En la Liga MX debemos reconocer que no se aplicaron de manera adecuada los protocolos establecidos. No se actuó de manera preventiva para evitar lo sucedido en la tribuna, y fuimos rebasados por los hechos del final del partido , expresó Enrique Bonilla, presidente del torneo.

Según estipula el reglamento de sanciones del torneo mexicano, en su artículo 11, las sanciones de veto de estadio podrán aplicarse de 1 a 10 partidos , según la gravedad de las faltas y a juicio de la Comisión Disciplinaria y para el caso del enfrentamiento entre aficionados de Veracruz y la barra Libres y Lokos de Tigres, donde no hubo detenidos, las autoridades impusieron la menor sanción posible.

Los Tiburones se perderán una taquilla de 7.4 millones de pesos, luego de que el precio promedio en el Pirata Fuente asciende a 384.2 pesos y la asistencia promedio en sus cuatro partidos como local del torneo es de 19,319 personas.

El hecho de sancionar con uno, dos, tres o cinco partidos sin poder abrir puertas no va a ayudar a que cambiemos la actitud de esos pseudoaficionados , agregó Bonilla, quien indicó que no se les puede impedir la entrada a los estadios a los grupos de animación, por un tema de derechos humanos, aunque por reglamento ningún equipo puede otorgar boletos a las barras que viajen a los partidos de visitante de su club.

Por parte de Tigres, el club se hizo acreedor a una multa de 2,000 días de la Unidad de Medida y Actualización la referencia económica en pesos para el pago de obligaciones en las leyes federales. Un día equivale a 75.49 pesos, por lo que la directiva del club deberá pagar unos 150,980 pesos; mientras que Ricardo Ferretti, técnico del equipo, deberá cumplir con una suspensión de dos juegos y un pago de 164,568 pesos.

Veracruz se comprometió a mejorar sus protocolos de seguridad. Los policías y los guardias van a ser capacitados; no sólo es tener la seguridad, debe haber capacitación para que puedan actuar, es por eso que determinamos que sea sólo un partido de suspensión , expresó Eugenio Rivas, titular de la comisión disciplinaria.