Con 68 movimientos, Ángel Reyna y Omar Bravo fueron las transacciones inesperadas en el draft invernal de la Liga MX que tuvo una derrama de 211.3 millones de pesos.

Reyna dejó Monterrey, donde ya estaba descartado por el técnico Víctor Manuel Vucetich, para jugar a préstamo por los próximos seis meses con Tuzos de Pachuca.

El equipo hidalguense ha llevado a su casa ocho refuerzos entre contrataciones de extranjeros y jugadores que ya participaban en la Liga local para el Clausura 2013 y con ello borrar la mala temporada que se tuvo con Hugo Sánchez en el banquillo.

En dos torneos, el equipo de Jesús Martínez ha traído a 16 nuevos rostros, incluyendo dos entrenadores, casi una plantilla completa.

Martínez Patiño habló con José González Ornelas, presidente de Monterrey, y arregló la transferencia de Ángel Reyna por seis meses con opción a compra.

BRAVO SE VA AL ATLAS

Uno de los tres goleadores más importantes en la historia de Guadalajara, Omar Bravo, jugará con Atlas, uno de sus rivales más importantes. Cruz Azul prescindió de sus servicios luego de un par de temporadas irregulares al conseguir siete goles en 43 partidos que disputó con la casaca cementera.