La decimoséptima corrida de la Temporada Grande en la plaza México integra un cartel de triunfadores, Eulalio López El Zotoluco, José María Manzanares y Joselito Adame lidiarán un encierro de Julián Hamdan.

El diestro de Azcapotzalco viene a su tercera comparecencia luego de cortar una oreja en el segundo festejo del serial a un toro de regalo e irse en blanco en la decimotercera pero dejó en claro su disposición y deseos de agradar.

El Chintololo no obtuvo más apéndices por la poca colaboración de sus astados o por fallas con la espada, sin embargo no ha dejado de entrenar la suerte suprema y puede llegarle el triunfo fuerte.

Es por ello que toda la semana estuvo metido en el campo bravo como preparación para tan importante compromiso aunado a que ya está en pláticas con las empresas de Texcoco y Aguascalientes, además de tener amarrada la inauguración en Mexicali.

Por su parte, José María Manzanares cortó una oreja en la corrida de aniversario el pasado 5 de febrero, enfrentó astados complicados pero cumplió cabalmente con la papeleta y se espera mucho de él.

Joselito adame, uno de los jóvenes triunfadores de este serial, ha dejado gran ambiente en sus dos anteriores actuaciones, en la cuarta consiguió cortar un apéndice pero a cambio recibió una cornada y en la decimocuarta, ya que no pudo lidiar a su segundo en la anterior, no pudo lograr mucho por los hierros con el acero.

Los ejemplares de Julián Hamdan tienen un peso promedio de 500 kilogramos, es garantía que su procedencia sea de Chafik, quien se ha caracterizado como un ganadero escrupuloso y con pundonor, por lo que su sobrino, al frente de la dehesa titular, mandó un encierro con presencia, trapío y que garantiza una tarde interesante.

La empresa apostó fuerte por los jóvenes en esta campaña, parecía una aventura comprometida, pero la disposición de los toreros mexicanos ha sido enorme y lejos de pensar que pueda terminar el serial, se le ve todavía un buen trecho por recorrer.

BVC