El delantero Miguel Sabah sí podrá jugar el próximo domingo, cuando Monarcas Morelia y Pumas de la UNAM, desarrollen el juego definitivo por el título del Clausura 2011, toda vez que la Comisión Disciplinaria le redujo el castigo a un encuentro.

Como resultado de los incidentes registrados casi al final del encuentro de vuelta de Monarcas ante Cruz Azul, por la calificación a la final, Sabah salió expulsado y el lunes dio a conocer la Comisión un castigo de tres partidos de suspensión, por conducta violenta .

La directiva de Morelia se inconformó ante la Disciplinaria, con el argumento de que el cancunense trató de separar a los involucrados en la bronca, lo cual fue analizado y dicha Comisión resolvió que sólo se le aplica un partido de suspensión.

Este castigo lo paga esta noche durante el encuentro de ida, en la cancha del estadio Morelos, por lo cual el próximo domingo ya podrá jugar en el rectángulo verde del estadio Olímpico Universitario.

EISS