Los recursos públicos han sido clave para la participación de plantillas como Mineros, Aguacateros o Astros en la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP)y aunque los equipos afrontan cada vez más la independencia del apoyo gubernamental mediante la captación de diversos colaboradores y de la iniciativa privada, el camino para la rentabilidad aún es largo.

La LNBP da autonomía de administración a sus clubes, por lo que no existe ningún estatuto que regule la participación de los gobiernos de los estados. Sin embargo, al comenzar su administración al mando de la LNBP, uno de los objetivos de Sergio Ganem Velázquez era que los equipos fueran capaces de generar sus propios ingresos mediante la captación de patrocinadores y estrategias para convertirse en negocios rentables.

“La última temporada tuvimos cero por ciento de apoyo gubernamental. Pagamos una cuota administrativa por la renta del Auditorio PSF por cada uno de los juegos, el único apoyo que tenemos es que nos presten el auditorio para entrenamientos, pero fuera de ello no recibimos ninguna clase de apoyo del gobierno del estado”, compartió a El Economista, Mario Flores, gerente general de Soles de Mexicali. En años anteriores el gobierno estatal realizó aportaciones de hasta 3 millones de pesos en una temporada según reportó La Voz de la Frontera.

Capitanes de la Ciudad de México, que esta temporada no tendrá participación en la LNBP por su compromiso en la liga de desarrollo de la NBA, opera con capital privado, sin embargo cuenta con un apoyo fundamental que es el uso del Gimnasio Juan de la Barrera, propiedad del Gobierno de la Ciudad de México. Adicionalmente, de acuerdo a información de El Universal, la alcaldía Benito Juárez correrá con los gastos de remodelación del recinto de más de 50 años, incluidas las adecuaciones que exige la NBA.

En el caso de Correcaminos de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, que tiene más de 20 años participando en la LNBP, el proyecto del equipo es parte de la identidad, formación y acción social de la Universidad. Del total de los recursos con los que cuenta el equipo, aproximadamente el 70% lo aporta la institución educativa y el resto se deriva de alianzas con colaboradores de la localidad, empresas de la región que apoyan en especie, reduciendo así sus gastos operativos. Así mismo, reciben el préstamo del gimnasio.

“Siempre hemos contado con apoyo de parte del Gobierno del Estado con trámites administrativos, de logística y de difusión de nuestros partidos”, respondió a este diario Rodolfo Hernández Díaz, presidente de Correcaminos, sobre el apoyo que recibe el equipo del gobierno del estado.

Aunque en el Gimnasio Multidisciplinario UAT Victoria la entrada es gratuita a los partidos de Correcaminos, Hernández indicó que el que no haya público durante la primera vuelta esta temporada afecta económicamente al equipo, pues se reducen las alianzas con los colaboradores y por ende los gastos que pudieran cubrir con sus apoyos.

[email protected]