Morelia, Michoacán.- Camuflado entre los cientos de aficionados que acudieron hoy al Tres Marías Championship, estaba Rafael Alarcón, el mentor de la número uno del mundo quien a distancia y de manera discreta, observaba cada una de las jugadas de Lorena Ochoa.

¡Calma! expresaba en voz baja el entrenador de la tapatía, cada vez que Ochoa fallaba un golpe que le daría un eagle. Entre la gente, Alarcón se hacía a un lado para no atraer la atención. Saludaba a un par de aficionados que lo reconocieron a mí no, miren a Lorena , expresaba.

A poca distancia de él, familiares de la tapatía observan detalladamente los movimientos de quien está a punto de dejar su pasión para dedicarse a conformar su propia familia. En cada uno de los hoyos, su madre, hermano, y amigos están apoyando a la tapatía en todo momento.

¿Está nervioso? , le pregunta alguien a Alarcón. No, estamos tranquilos, Lorena lo está disfrutando , responde mientras devuelve la mirada al green y observa ensimismado, con un aire de nostalgia por el inevitable adiós, tristeza que ni siquiera sus oscuros lentes le ayudan a disimular.