Mauricio Martínez Alvizu trabajó por aproximadamente dos décadas para que el beisbol tuviera una mayor presencia en León ,Guanajuato. Hace ocho años, buscó que la ciudad tuviera un equipo, pero no le fue posible.

El ahora presidente ejecutivo de los Bravos continúo intentándolo y justifica que la insistencia fue porque León es un lugar que está en constante crecimiento. Siempre tuve en la cabeza que León era una buena plaza para traer un espectáculo diferente .

La presente ocasión significó la tercera en la que Mauricio se acercaba a la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) y pudo concretar el regreso de la organización tras 25 años de ausencia.

Pero el retorno de la novena pasó por una serie de contradicciones, en consecuencia de la falta de acuerdo por el número de jugadores mexicanos nacidos en el extranjero que podían participar en un equipo. Así, en la asamblea de dueños de la Liga Mexicana de Beisbol que se celebró en noviembre del 2016 se anunció que los Bravos ocuparían la plaza que dejaban los Broncos de Reynosa.

Dos meses más tarde, José Maiz, presidente de los Sultanes de Monterrey, justificó que la novena no se integraba a la Liga porque no había cumplido con los requisitos a tiempo. Martínez Alvizu reconoce que fue un camino muy complicado y angustiante.

León estaba en medio de un conflicto que no le pertenecía, pero al ser parte de la Liga eran ocho contra ocho y mencionaron que el equipo no iba sin un argumento. Porque no se fijaron en el potencial de la ciudad, no se fijaron en el socio que traía, no se fijaron en que León contribuiría en que la Liga fuera más sólida (...) Ellos dijeron: no van, porque eran sus intereses, no les importaba el crecimiento del beisbol , añadió el presidente ejecutivo de los Bravos.

Finalmente, el 24 febrero del presente año, se dio a conocer que se aprobaba la venta de los Broncos de Reynosa a Arturo Blanco, quien es el presidente del Consejo de Administración del equipo, dueño de Potosinos Express y principal socio de la franquicia. El estadio Domingo Santana lo tienen en comodato; para la remodelación, indicó la directiva, se han destinado entre 35 y 40 millones de pesos.

En relación con la inversión, se indicó que en su mayoría proviene de la Iniciativa Privada.

Empecé el proyecto hace muchos años, me encontré con muchos obstáculos, pero siempre dije que tenía que llegar, y conocí a mi socio hace menos de cuatro meses y todo se a acomodó .

¿Por qué invertir en el beisbol, ?cuando se ha dicho que no es rentable?

Todo mundo dice que no es rentable, pero nadie quiere vender a su equipo. Es ilógico lo que está pasando. Todos dicen que el deporte no es rentable y nadie vende una franquicia. Si te fijas, son los mismos dueños que toda la vida. Entonces, estamos trabajando para que eso sea un negocio. Nosotros queremos demostrar que el beisbol lo es.

En algunos casos, sólo estiran la mano del gobierno para subsistir, no le invierten. Ellos están esperando que la gente llegue, y no, hay que ir a las empresas, hay que traer patrocinadores, hay que idear la forma en cómo se puede llenar el estadio diario, tener un poco de más creatividad.

¿Cuál es el principal desafío ?al que se han enfrentado en el periodo para tener lista la franquicia?

Andamos al mil por hora para brindarle al público desde el primer partido una buena experiencia. A mí me gusta planear las cosas. Vamos solucionando, ya habrá chance la próxima temporada de planear mejor, traer más patrocinadores, tener una mejor pretemporada. Así nos tocó y así nos subimos al toro y así lo vamos a lidiar.

¿Han estimado el tiempo en el que recuperarán la inversión?

Ni chance de sentarnos a planear eso. Nos hace falta una pantalla, ¿de qué tamaño? La más grande. Porque la pantalla es básica para tener un buen espectáculo. Entonces, no estamos escatimando en lo que realmente nos va a traer la gente al estadio. No hemos tenido oportunidad de sentarnos para saber cuánto llevamos, pero ya habrá tiempo de ver cómo vamos.

[email protected]