Hoy El futbol vuelve en México tras el primer paro arbitral en casi cuatro décadas. La Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol dio marcha atrás el lunes y sancionó con un año de suspensión al zaguero paraguayo Pablo Aguilar y al delantero argentino Enrique Triverio, un fallo que cumple con las demandas de los árbitros y dio por terminado un conflicto que provocó que se pospusiera la décima fecha del torneo Clausura. Así que el balón volverá a rodar con Santos vs Cruz Azul y Tijuana vs Morelia en los cuartos de final de la Copa MX este martes.

Aguilar y Triverio fueron suspendidos por la Comisión Disciplinaria con 10 y ocho partidos, respectivamente, pero la Asociación Mexicana de Árbitros (AMA) consideró injustas las sanciones y apelaron la decisión. Los árbitros reclamaban una suspensión de un año como marca el reglamento y presentaron un recurso ante la Comisión de Apelaciones de la Federación.

El Comité de Apelaciones de la Federación Mexicana de Futbol ha sentado un precedente para que sea el orden y el respeto lo que imperen en un terreno de juego , dijo la AMA en un comunicado minutos después de darse a conocer la decisión.

A partir de este momento nos incorporamos a los trabajos en cancha dando nuestro mejor esfuerzo para lograr torneos de altura .

Aguilar, jugador del América, fue penalizado por un intento de agredir al colegiado Fernando Hernández y por insultos a la terna arbitral en el choque entre las Águilas y Tijuana, correspondiente a la Copa MX. Triverio, del Toluca, fue sancionado por intento de agresión contra el árbitro Miguel Ángel Flores en un partido de ese mismo certamen, entre los Diablos Rojos y el Morelia.

La Comisión Disciplinaria había dado castigos menores al sancionarlos por intento de agresión, pero la AMA exigía que fueran penalizados por agresiones. Decio de María, presidente de la Federación Mexicana, anunció la designación de un comité para mejorar los procesos que se realizan en la federación a partir del próximo torneo y que será conformado en los siguientes tres meses.

La interpretación de la Comisión Disciplinaria fue intento de agresión, pero el Comité de Apelaciones se apegó a lo que dice el reglamento para sancionar , dijo.

La huelga arbitral fue el primero en México desde la temporada 1978-79, cuando los jueces no pitaron partidos por la fecha 37.

No debimos llegar a parar el futbol si atendemos a los canales institucionales , señaló Decio.