¿Te consideras un jugador débil? No estoy preocupado por ser propenso a las lesiones , respondió Kyrie Andrew Irving en noviembre del 2012. Para esa fecha fue baja durante un mes por una lesión en el dedo índice de mano izquierda, en su historial se acumulaba una fractura en la mano, un esguince en el hombro derecho y una conmoción cerebral, las dos últimas las registró durante la temporada 2011-2012 y causó baja en 15 duelos.

A esa lista de lesiones se le sumó la fractura en la mandíbula, un esguince en el hombro izquierdo, la lesión en la nariz. La agencia de noticias AP reportó que en sus dos primeras temporadas en la NBA no participó en 29 partidos.

Las lesiones parecen no afectarle al originario de Melbourne, Australia, pues en sus primeras dos temporadas fue nombrado el novato del 2012 -en esa categoría fue el que más puntos promedió, con 18.5 y su porcentaje de tiros fue de 46.8%-, además, participó en el juego de estrellas del 2013.

Antes de que de Cleveland Cavaliers eligiera a Kyrie en la primera ronda del draft en el 2011 -turno que no había logrado el equipo desde el 2003- una de las incógnitas fue su salud. Con la Universidad de Duke disputó 11 encuentros. Su ausencia en la duela fue a consecuencia de una lesión en el pie.

Su entrenador en esa época, Mike Krzyzewski, lo describió como un chico con muchas habilidades tanto en el ataque como en la defensa. Irving juega con mucha agresividad y en ningún momento pierde la ubicación del compañero mejor colocado.

En marzo de este año, Ethan Norof, editor asociado de la NBA, escribió en su cuenta de Twitter que Kyrie Irving había disputado 174 juegos de 215 posibles en tres años de carrera. En su cuarta campaña en la NBA se coloca entre los 15 jugadores que más puntos promedia por encuentro, con 21.2 unidades; en el cuarto sitio se coloca su compañero, LeBron James, con 24.2.

Durante la ausencia de James en la franquicia con sede en Ohio y ante el señalamiento de ser el encargado de liderar a la quinteta con sólo 19 años, Irving declaró que llegar con esa edad y notar toda la presión sobre tus hombros me hizo tener muchos altibajos .

Él enfrenta su cuarta campaña con Cavaliers, con un acuerdo de 90 millones de dólares, por cinco años. Además, ya fue galardonado con el MVP del juego de estrellas del 2014 y fue el jugador más valioso del Mundial de Baloncesto de España 2014, en el que Estados Unidos obtuvo su segundo oro consecutivo. Aunado al retorno de LeBron, Kyrie denota madurez y mencionó que está emocionado por el regreso del jugador y sería un placer aprender de él. Su próxima meta es obtener el anillo de campeón.

Sus objetivos, según se menciona en el portal de espndeportes.com, siempre han quedado escritos en un pared, una libreta o en un bloc de notas de su celular.

Todo comenzó cuando murió Elizabeth, su madre. Él tenía cuatro años y junto con su padre, Drederick, a manera de terapia empezó primero a practicar y luego a perfeccionar su baloncesto. Por eso cuando ya tenía 10 años se atrevió a escribir en una de pared de su armario la frase Iré a la NBA . La subrayó tres veces. Era una promesa.

Su papá siempre confió en él, y siempre le repitió que tuviera confianza en lo que hacía, porque Kyrie tuvo miedo de ser el mejor. Cuando ellos jugaban tenían como regla darse la mano antes de iniciar y evitar los tiros malos.

[email protected]