Francia solo tiene 36 meses para reencender la antorcha olímpica con instalaciones de primer nivel, el regreso de los aficionados a las tribunas y, sobre todo, con su compromiso de hacer los Juegos más amables con el cambio climático en toda la historia.

“No podremos aceptar retrasos, nos queda muy poco tiempo de margen, tendremos que estar sumamente vigilantes. No vamos a poder atender cuestiones con costos adicionales”, mencionó en junio de 2021, Michel Cadot, delegado interministerial de París 2024.

Después de que el costo de Tokio 2020 se elevara de 8,000 a 12,000 millones de dólares, el comité organizador de París 2024 pretende establecer una ruta con dos puntos principales: la sustentabilidad ambiental y la financiera.

De un presupuesto inicial estimado en 7,500 millones de euros, los franceses han rebuscado las formas para reducir costos sobre todo entre 2020 y 2021, cuando los efectos de la pandemia provocaron una de las desgracias más grandes en la historia olímpica: la realización de los primeros Juegos sin público.

Hasta verano de 2021, justo a tres años de que comience el evento, los organizadores de París 2024 han asegurado que han reducido los gastos entre 300 y 400 millones de euros, con acciones puntuales en distancias y gastos. Por ejemplo, de los 32 deportes que habrá, 24 se llevarán a cabo dentro de los 10 kilómetros de la Villa, asegurando que todas las sedes sean accesibles en transporte público.

“Nadie sabe qué pasará con esta pandemia, así que tenemos que estar preparados para cualquier tipo de escenario”, reflexionó Tony Estanguet, presidente del comité organizador de los Juegos Olímpicos de París 2024.

En esa tarea de llegar con finanzas sanas, París 2024 ha sumado dos marcas en el último año: Sanofi y Decathlon, con ingresos estimados en 600 millones de euros de los 1,100 millones previstos para completar el presupuesto.

De acuerdo con el sitio oficial de París 2024, el 97% del presupuesto proviene del sector privado. “Cubre todos los aspectos de planificación, organización y entrega del evento, incluido el alquiler de instalaciones, preparación y funcionamiento, organización de competiciones, recepción de delegaciones, alojamiento y transporte, seguridad y la celebración de la apertura y el cierre”, menciona.

Respecto al tema ambiental, desde 2018, Francia firmó una declaración de intenciones sobre cooperación deportiva junto al gobierno británico, para aprender de este último cómo fue su estrategia de manejo ecológico en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Antes de ello, París 2024 firmó acuerdos con la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), que verá a las organizaciones colaborar en el apoyo de proyectos en Francia y en todo el mundo.

El objetivo principal de Paris 2024 con esta firma "sin precedentes" es lograr un legado de sostenibilidad centrado en áreas como educación, salud, igualdad de género, discapacidad y paz a través del deporte más allá de las fronteras de Francia.

Este compromiso se reafirmó el día de la clausura de Tokio 2020, cuando el gobierno metropolitano de Tokio organizó el "Foro de Tokio de Recuperación Sostenible", también conocido como "Re StaRT", que incluyó a los alcaldes de las ciudades sede de París 2024, Los Ángeles 2028 y Brisbane 2032.Una declaración de 368 palabras respaldada por Tokio, Brisbane, Dakar (sede de Juegos de la Juventud 2026), Los Ángeles y París reconoce el impacto de la crisis del covid, pero enfatiza la necesidad de abordar el cambio climático.

Las ciudades anfitrionas afirman que tienen "un mandato aún mayor para desempeñar funciones concretas y activas" para garantizar que encuentren formas de abordar los desafíos globales.

El plan incluye estancias largas de colaboradores de París 2024 en Tokio (2021) y en Beijing, donde se celebrarán los Juegos de Invierno en 2022, para observar lo que se hizo bien y mal. Por su parte, el vínculo comercial con Sanofi, empresa de tecnología para la salud, busca impulsar esa estrategia de más atención a la salud y al medio ambiente.

Seguros continuarán con pérdidas de 2021 a 2024

Los Juegos Olímpicos de Tokio representaron 400 millones de dólares de pérdidas para las aseguradoras, según estimaciones de la empresa Fitch Ratings. A pesar de lo elevado que es esa cantidad, es solo una fracción de los 2,500 millones que habrían perdido si el evento se hubiera cancelado por completo.

Sin embargo, ante la existencia del covid de ahora en adelante, los seguros para los Juegos de París 2024 podrían aumentar su costo entre un 5 y 20%:

“Es posible que pueda encontrar un par de suscriptores que cobrarán una tarifa loca, con lo que me refiero al 5% o hasta el 20% de la cantidad asegurada", mencionó a Sportico, Frank Zuccarello, socio de Exceptional Risk Advisors.

El Comité Olímpico Internacional (COI) y el grupo organizador de Tokio compró 1,400 millones de dólares en cobertura, con el saldo de organizadores de hospitalidad, equipos deportivos y patrocinadores, según Fitch Ratings.

“Las tarifas son dos o tres veces más altas que antes de la era covid. Es más difícil encontrar aseguradores de contingencia que se arriesguen”, analiza Zuccarello.

“El coronavirus no está cubierto en absoluto y la gente lo sabe, pero seguirán comprando cobertura para terrorismo, incendios forestales, clima adverso, cualquiera que sea el caso".

Según las estimaciones del experto, los costos extras en los seguros podrían extenderse hasta los Juegos de Invierno de 2026 y los de verano de 2028 y 2032.

deportes@eleconomista.mx