Al menos para el Clausura 2017 en la Liga MX los dueños de los clubes decidieron invertir su dinero para traer por primera ocasión del extranjero al campeonato mexicano a 37 futbolistas que entre sí promediaron apenas 51% de los minutos posibles dentro de la cancha. En muchos de los casos, sus "refuerzos" estuvieron lejos de ser elementos indiscutibles antes de comenzar su aventura en nuestro país.

De los nuevos rostros, de los cuales tras cinco jornadas hay 17 que aún no ven un solo minuto sobre la cancha en la Liga MX, se conoce el monto de operación de compra de 10 de ellos, que suman 33.5 millones de dólares de inversión por sus servicios, de acuerdo a la consultora alemana transfermarkt. De los 20 restantes o no se reveló el monto o bien llegaron a préstamo o libres de sus clubes anteriores.

Tras el análisis que realizó El Economista del pasado inmediato de estos foráneos que llegaron al campeonato mexicano, sorprende que cuatro de ellos lograron cerrar un nuevo contrato en la Liga MX al acumular 10% o menos de los minutos posibles en su última temporada. El colombiano Carlos Ibargüen, que llegó a Veracruz, es el caso más extraño, ya que el mediocampista ni siquiera tenía equipo el semestre anterior.

Detrás de Ibargüen aparece Cristian Esparza, contratación del Puebla, que tiene como antecedente sólo 3.2 por ciento. Eduardo Vargas, delantero de Tigres, llegó como una de las dos contrataciones más caras (6.4 millones de dólares), alcanzando apenas a jugar 7.6% de los minutos con el Hoffenheim de Alemania. Whasignton MacEachen, refuerzo de Necaxa, promedió 8.8% con el Atlético Sud América. Claudio Pérez, nuevo rostro en el Puebla, disputó con Banfield sólo 9.3% de los minutos.

Cuando un club tiene la capacidad financiera de fichar a un extranjero, se debe observar detenidamente durante seis meses o un año para que se pueda escoger adecuadamente, aunque tenga prestigio o no. Lo importante es que tenga calidad para ocupar un puesto en el futbol mexicano , dijo a este diario Rafael Lebrija, ex presidente del Toluca que a finales de los 90 construyó el plantel de los Diablos que ganó tres títulos en tres años consecutivos.

Extranjeros como José Saturnino Cardozo, Fabián Estay, Hernán Cristante, Paulo da Silva, Vicente Sánchez, que brillaron con los escarlatas, fueron sólo algunas de sus atinadas contrataciones.

Los recién llegados promedian sólo 17% de los minutos jugados

Ya en México, los extranjeros que viven su primer semestre en nuestro torneo, promedian en la cancha apenas 79 minutos de los 450 posibles tras cinco jornadas del Clausura 2017. Sólo han podido participar en 17% de los minutos totales. La anterior cifra resultó, sobre todo, porque 17 de las nuevas incorporaciones no han sido tomados en cuenta ni un solo segundo.

Ángel Mena, extremo de Cruz Azul que ha disputado 400 minutos, Cristian Esparza, zaguero de Puebla que acumula 383 minutos, y Nicolás Castillo, goleador de Pumas que suma 355, son los más destacados.

Cecilio Domínguez y Eduardo Vargas, los más caros

Tigres y América fueron los equipos que se hicieron de los jugadores de recién llegada a la Liga más caros. Ambos delanteros costaron 6.4 millones de dólares, aunque entre ellos hay una gran diferencia: El ritmo y participación en su último equipo.

Mientras Cecilio viene de disputar 70.9% de los minutos con el Sol de América de Paraguay, como se mencionó anteriormente, Vargas, figura de la selección chilena, no pudo superar 7.6% en la Bundesliga. Lo anterior se ha visto reflejado en el rendimiento de ambos en nuestro futbol, con Domínguez siendo pieza fundamental en el América, incluso marcando un par de goles, y, en cambio, Eduardo, vive una etapa de adaptación y apenas ha disputado 17 minutos.

Tras realizar este análisis de los nuevos rostros en la Liga MX, queda claro que en la mayoría de los casos los clubes han invertido su dinero en futbolistas que no fueron hombres importantes en su último equipo, por lo que sólo los dueños de los conjuntos de la Liga MX tendrán claras sus razones para haberlos contratado.

carlos.herrera@eleconomista

erp